EL DR. LORENZO FERNÁNDEZ VIÑA, Y ALGUNAS CLAVES PARA SUPERAR EL COVID

El Inmunólogo Clínico enfatizó la importancia de la vacunación y la necesidad de una segunda dosis para combatir especialmente la variante Delta, así como en el tratamiento precoz de la enfermedad. “Hay que librar la batalla en el cuerpo, dejar que el cuerpo actúe normalmente, que la inflamación te cure. Contrario a la tendencia de tomar ibuprofeno y paracetamol apenas aparecen los síntomas”, consideró.

A más de un año y medio de pandemia por Covid-19, con la aparición de variantes y complicaciones que continúan afectando a la población, el Inmunólogo Clínico Dr. Lorenzo Fernández Viña brindó algunas claves en cuanto al abordaje de los pacientes para evitar la internación y posibles complicaciones. Lo hizo en los estudios de Radio U, en el programa “Pila y Media”.

El especialista enfatizó en la importancia de la vacunación y la necesidad de una segunda dosis para combatir especialmente la variante Delta, así como en el tratamiento precoz de la enfermedad.

“En el comienzo del cuadro de Covid, los pacientes con comorbilidades no tienen ni mejor ni peor pronóstico que los demás pacientes. Se les complica cuando el virus pasa al pulmón y hace la neumonía. Ahí la diabetes, sobrepeso, hipertensión y los trastornos cardiovasculares tienen incidencia. Cuando empiezo a tratar a un paciente desde el primer minuto, que es cuando se debe hacer, el secreto para que nadie se interne es focalizar en la barrera de contención que la naturaleza inventó para contrarrestar a un enemigo, que es la inflamación. Cuando te duele la cabeza, la espalda, las piernas, tenés fiebre, todos los síntomas que tenés en el Covid, es porque el cuerpo está inflamado. Quiere decir que está luchando con el virus y lo está haciendo desde el momento que empieza. Ahí hay que librar la batalla en el cuerpo, dejar que el cuerpo actúe normalmente, que la inflamación te cure. Contrario a la tendencia de tomar ibuprofeno y paracetamol apenas aparecen los síntomas. Hay que hacer reposo y tener tranquilidad por sobre todo, con especial seguimiento y acompañamiento profesional”, aseveró Fernández Viña.

Al tiempo que puntualizó: “Es importante que la batalla se de en el cuerpo, porque si el virus avanza al bronquio, se instala la neumonía bilateral. Hay dos tipos de evolución de la enfermedad, los que empiezan con fiebre y los que no tienen síntomas inicialmente. Cuando el enfermo lleva más de 2 o 3 días de fiebre, le damos bajas dosis de corticoides, porque sabemos que la inflamación pulmonar está creciendo, y nebulizaciones de ibuprofenato de sodio para que actúe localmente. Si no consigo bajar la fiebre, le hago un shock de prednisona para frenar el problema”.

Combinación de vacunas

Acerca de la combinación de vacunas para la aplicación de las segundas dosis, el entrevistado consideró: “Con una dosis te asegurás no tener una enfermedad grave, esto es la infiltración del virus en el pulmón. Con la aparición de la variante Delta, es necesario aplicarse dos dosis de vacuna, cualquiera sea. Todas las vacunas cumplen la misma función. Las cepas van mutando para hacerse más eficientes. La delta es más difusible porque es de partículas más pequeñas. Es un virus tiene mucha rapidez para multiplicarse y cada cepa es más contagiosa”.