24.6 C
San Nicolás de los Arroyos
lunes, 15 noviembre, 2021

Edición N° 3868

EL EXASESOR DE DONALD TRUMP, STEVE BANNON FUE LIBERADO

Este lunes 15 de noviembre, Steve Bannon, aliado de Donald Trump, fue liberado bajo ciertas condiciones por la jueza Robin Meriweather. Horas antes, se había entregado al FBI. Esto, luego de que el pasado viernes, un gran jurado federal lo acusó de desacato al Congreso por negarse a comparecer ante el Comité Selecto de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, en respecto al asalto al Capitolio el pasado 6 de enero.



Este lunes 15 de noviembre, Steve Bannon, aliado del expresidente de EE. UU., Donald Trump, compareció ante Robin Meriweather, una jueza de instrucción. Esto, tras haber sido acusado de desacato por la Cámara de Representantes del país norteamericano el pasado viernes.

Meriweather lo liberó bajo su reconocimiento personal, pero impuso condiciones. Entre ellas, la entrega de su pasaporte estadounidense para evitar una fuga del país y la condición de que notifique con anterioridad a las autoridades judiciales de cualquier viaje por el interior de la nación.

Además, el próximo jueves, Bannon, quien no se declaró culpable durante la audiencia, tendrá que asistir a una lectura de cargos ante Carl Nichols, el juez federal de distrito.



Después de la audiencia, el exasesor de Trump declaró ante los reporteros fuera de la corte federal. “Les digo ahora mismo, este será un delito menor del infierno para Merrick Garland, Nancy Pelosi y Joe Biden”, aseguró Bannon. “Y vamos a pasar a la ofensiva. Estamos cansados ​​de jugar a la defensiva. Nunca voy a dar marcha atrás. Esta vez se enfrentaron al tipo equivocado”, sentenció.

Horas antes, el ultraderechista se había entregado en la oficina del FBI en Washington. Bannon aprovechó una transmisión en vivo para GETTR, el sitio web de redes sociales, para asegurar que “estamos derribando al régimen de Biden”. Y agregó que “tenemos encuestas, datos económicos. Todo. Una vez más, quiero que estén concentrados en el mensaje. Señal, no ruido. Todo esto es ruido”, concluyó.

Por su parte, Donald Trump expresó en un comunicado emitido el pasado domingo, que “este país quizás nunca le ha hecho a nadie lo que le ha hecho a Steve Bannon y está buscando hacérselo a otros también”.



Entre tanto, los investigadores de la Cámara de Representantes, especialmente el presidente del comité, el demócrata Adam Schiff, esperan que los cargos contra Bannon motiven a otros testigos, incluido el exjefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, a declarar.

Bannon declarado en desacato

El pasado viernes, un gran jurado federal acusó a Steve Bannon de desacato al Congreso. Esto, por negarse a declarar ante el Comité Selecto de la Cámara de Representantes de Estados Unidos y por rehusarse a presentar documentos relevantes sobre lo ocurrido.

Posterior a ello, el caso pasó al Departamento de Justicia, que tiene la potestad de decidir si seguir adelante con el proceso o no.



Una acusación por desacato al Congreso puede costarle al acusado entre 30 días y un año de prisión, así como también el pago de una multa de entre 100 y 1.000 dólares.

Un caso penal contra Bannon podría tardar años en resolverse ante la Justicia. Y según la cadena de televisión CNN, este tipo de acusaciones normalmente son “desvirtuadas por jurados compasivos con los acusados y por las apelaciones”.

Asalto al Capitolio

Donald Trump ha tratado de obstaculizar al comité que investiga el asalto al Capitolio en más de una ocasión. De hecho, fue él quien ordenó a sus antiguos socios que no cooperen, bajo la premisa de que tienen derecho al privilegio ejecutivo, es decir, a mantener la confidencialidad del material solicitado bajo una doctrina legal.



El 6 de enero de este año, manifestantes partidarios de Trump irrumpieron en el Capitolio, armados con hachas, bates y palos de hockey. Cinco personas perdieron la vida mientras que cerca de 140 agentes de seguridad fueron heridos.

El asalto sucedió a un mitin en el que Donald Trump se negó a aceptar su derrota en las elecciones de noviembre de 2020, donde Joe Biden fue electo presidente de Estados Unidos. En ese entonces, aseguraba que hubo fraude electoral, por lo que instó a sus seguidores a marchar hacia la sede del Congreso. 

Bannon es una de las más de 30 personas cercanas a al ex presidente a las que el comité de la Cámara ha ordenado que testifiquen sobre el período previo al asalto. En un podcast del 5 de enero, Bannon había advertido que “todo el infierno se desatará mañana”.  



ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!