31.7 C
San Nicolás de los Arroyos
sábado, 22 enero, 2022

Edición N° 3936

EL FISCAL PIDIÓ 19 AÑOS DE PRISIÓN POR LA TOMA DE REHENES

En enero del 2019, en la Unidad Penal tres reclusos tomaron de rehenes a un médico, un enfermero y un guardia utilizando facas. Tras negociar con el fiscal Julio Tanus los rehenes fueron liberados a salvo. El viernes finalizó el juicio por este hecho que repercutió en el país y esta semana se conocerá el veredicto.



De la redacción de El Norte
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

El 19 de enero del año 2019, San Nicolás fue noticia a nivel nacional por una toma de rehenes dentro de la unidad penal Nro. 3 que puso en vilo a la ciudadanía. Tres sujetos armados con facas, Gabriel Mendoza Romero (26), Carlos Armando Escobar Villarruel (25) y Marcos Facundo Andrade Arpía (26), tuvieron una reacción violenta, por lo que decían eran las condiciones deplorables en las que estarían recluidos y retuvieron por la fuerza, utilizando facas, durante dos horas a tres trabajadores de la prisión. Los rehenes fueron el médico Ariel Salazar, el enfermero Eliseo Flores y el trabajador penitenciario Walter Aguirre. Fuentes penitenciarias y policiales informaron en ese momento que estos se rehusaban a ser trasladados a otra unidad y finalmente se entregaron sin herir a nadie.



En un clima de mucha tensión y miedo el fiscal Jorge Tanus, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 del Departamento Judicial San Nicolás, negoció con los captores y logró que se entreguen. Tras liberar ilesos a los rehenes, se reunieron brevemente con sus familiares y fueron trasladados a la Unidad Penitenciaria 41 de Campana.

Juicio

Los días jueves y viernes pasados tuvo lugar el juicio contra los tres acusados de haber llevado adelante la toma de rehenes. Según lo manifestado por el Dr. Julio Tanus, titular de la UFI Nro. 3, quien estuvo en el estrado acusando a los detenidos, las penas por este tipo de delitos son muy elevadas llegando incluso a ser más graves que un homicidio y en este caso el fiscal solicitó la condena más grande por la gravedad del asunto, que llegaría a los 19 años.



Según lo expresado por Tanus a nuestro medio quedaron suficientemente probados los hechos y acreditada la privación ilegítima de la libertad, y a su entender, el secuestro. Se los acusa por “Secuestro extorsivo en concurso real con amenazas agravadas y privación ilegítima de la libertad agravada en concurso real con amenazas agravadas”.

Reclamos

Los reclusos explicaron que actuaron así porque los habían trasladado a una celda que “no tenía ni una canilla”. Esto se debió a una denuncia que realizó en su contra otro detenido.



Fuentes del caso comunicaron en su momentos que “las víctimas no sufrieron ningún corte o herida, pero recibieron asistencia psicológica por el “shock emocional” de la situación. Un equipo interdisciplinario del área de Asistencia a la Víctima del Ministerio de Justicia provincial trabajó en el lugar.

El perfil de los detenidos

Gabriel Mendoza Romero estaba preso por “robo agravado por el uso de arma” pero tiene antecedentes desde el 2004 por un “homicidio”. El joven pasó anteriormente por institutos de menores y comunidades terapéuticas.  Andrade Arpía se encuentra recluido por el delito de “robo calificado”, mientras que Escobar Villarruel por “tentativa de homicidio y hurto”.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!