EL GOBIERNO ANALIZA BONIFICAR 100.000 PASAJES PARA TURISTAS EXTRANJEROS

En una campaña para atraer turismo internacional, el Ministerio de Turismo y Deportes considera bonificar hasta el 100% de los pasajes para visitantes de Brasil, Chile y Uruguay en tanto acrediten cierta cantidad de noches de permanencia en el país.

el Gobierno prevé la apertura de fronteras y autorizar el ingreso de turistas extranjeros a partir de octubre. Para reactivar el turismo de forma “agresiva” analiza bonificar hasta un 100% unos 100.000 pasajes de avión a través de Aerolíneas Argentinas. La medida estaría destinada a los turistas que provengan de Brasil, Chile y Uruguay, siempre y cuando certifiquen una cierta cantidad de noches de estadía en nuestro país.

El lunes pasado el ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, confirmó que el Gobierno prevé poner en marcha un plan para pagarle parte del costo, o su totalidad, a los turistas extranjeros que visiten la Argentina una vez que se reabran las fronteras. “Los países tienen diferentes estímulos para intentar que lleguen más turistas a sus destinos. Uruguay, por ejemplo, devuelve el IVA. Tiene que haber estímulos materiales para que los turistas elijan un destino”, señaló en declaraciones a Radio Mitre.

Además, explicó que desde el Gobierno consideran que levantar las restricciones para el ingreso de turistas extranjeros y el tipo de cambio favorable para los que decidan visitar la Argentina no son estímulos suficientes para reactivar el sector y que se requiere de un plan más agresivo para impulsar a la actividad.

“Estamos pensando en un plan donde podamos dar algún estímulo para el turismo regional. El 65% del total de los turistas extranjeros vienen de países limítrofes, especialmente Brasil, Chile y Uruguay”, agregó el ministro.

Esta idea se enmarca en la previsión que hace el Ministerio sobre los próximos meses. Creen que se producirá una boom del turismo reprimido a nivel mundial, provocado por las restricciones que obligó a implementar la pandemia de Covid-19. La estrategia busca ser agresiva para que la Argentina pueda competir como un destino turístico atractivo entre los demás países, también con necesidad de reactivar su turismo.

Además, entre otras ideas que baraja Lammens y su equipo, está la de otorgar bonificaciones en alojamiento y gastronomía, dos de los sectores vinculados al turismo más golpeados en el último período.

Estas bonificaciones se harían utilizando parte del presupuesto de $1.400 millones con el que cuenta el Instituto Nacional de Promoción Turística (Inprotur) a fin de impulsar el turismo extranjero. Parte de este dinero se usaría para que el Estado le compre los pasajes a Aerolíneas Argentinas y los ofrezca a modo de anzuelo. “Según el simulacro que hicimos, cada 34 pesos que pone el estado, ingresa un dólar al país, es como comprar dólares a 34 pesos cada uno”, dijo Lammens hoy en una entrevista en C5N.