12.3 C
San Nicolás de los Arroyos
jueves, 30 mayo, 2024

Edición N° 4793

El Gobierno estaría dispuesto a modificar dos puntos de la reforma laboral para ganar apoyo sindical

El Gobierno argentino busca ganar apoyo sindical para la reforma laboral, considerando modificar dos puntos objetados por el sindicalismo. Negociaciones en curso apuntan a incorporar propuestas del bloque de la UCR, respaldadas por el PRO y Hacemos Coalición Federal. La CGT dialoguista muestra disposición a debatir, mientras el Gobierno estudia suprimir artículos polémicos del proyecto para facilitar un acuerdo y avanzar en la agenda legislativa

El Gobierno se muestra receptivo a revisar dos aspectos de la reforma laboral que generan objeciones por parte del sindicalismo, con el objetivo de asegurar un mayor respaldo político para su aprobación parlamentaria dentro de la Ley Bases. Fuentes oficiales, legislativas y gremiales revelaron a Infobae el avance de las negociaciones en este sentido.

La estrategia oficialista apunta a respaldar un proyecto de reforma laboral elaborado por el bloque de diputados de la UCR, que incluiría todo o parte del capítulo laboral del DNU 70, actualmente paralizado por la Justicia. Esta iniciativa cuenta con el respaldo del PRO y Hacemos Coalición Federal, siendo claves para avanzar en la agenda legislativa del Presidente.

Las negociaciones han sido lideradas por el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, y el ministro del Interior, Guillermo Francos, quienes han retomado el diálogo con el sector moderado de la CGT. A pesar de tensiones previas, la postura dialoguista de la central obrera ha mostrado apertura al debate sobre la reforma laboral.

El secretario de Relaciones Internacionales de la CGT, Gerardo Martínez, expresó la disposición del sindicalismo a discutir propuestas que promuevan el empleo y los ingresos de los trabajadores, manteniendo derechos y preservando la ultraactividad de los convenios colectivos.



En este contexto, el Gobierno estaría dispuesto a eliminar de la Ley Bases los artículos más controvertidos del DNU, como la limitación de las cuotas solidarias y la dilución de la ultraactividad de los convenios colectivos. Esto podría allanar el camino para un acuerdo entre las partes y destrabar la resistencia de ciertos sectores políticos a la reforma laboral propuesta por Javier Milei.

Si el Gobierno acepta que esos dos artículos no formen parte de la Ley Bases, la expectativa -basada en los contactos reservados- es que logre un guiño del sector dialoguista de la CGT y así se destrabe la resistencia de los diputados nacionales de Unión por la Patria a la reforma laboral libertaria.

Aun así, los diputados radicales deliberan en estas horas para definir si el proyecto de ley que presentarán incluirá una versión limitada de la reforma laboral del Gobierno o si reproducirá todo el capítulo sobre el tema que figura en el DNU 70. “Nuestro proyecto tendría como corazón lo que es el DNU -sostuvo un legislador radical-. Entendemos que que así va a ser, pero todavía estamos todavía definiendo algunos aspectos más técnicos del proyecto. Sobre todo si reproducirá el DNU completo o si se eliminarán algunos puntos de la reforma laboral que pueden los objete la Justicia”.



error: ¡Contenido protegido!