16.1 C
San Nicolás de los Arroyos
miércoles, 17 abril, 2024

Edición N° 4751

El hombre accidentado en la planta de Atanor “se está empezando a despertar”

Julio César Corvalán, de 51 años, mejora positivamente tras sufrir quemaduras severas durante una explosión en la tapa de un reactor. Tras ser trasladado al Sanatorio Británico de Rosario y permanecer en terapia intensiva, hoy los informes médicos muestran una mejora progresiva en su estado de salud

Imagen gentileza de la familia Corvalán.

De la redacción de EL NORTE
[email protected]

Julio César Corvalán, de 51 años, sufrió un grave accidente en la planta de Atanor. El miércoles por la madrugada, padeció quemaduras severas durante una explosión en la planta, siendo atendido inicialmente en el Hospital San Felipe. Según informes médicos, las quemaduras en el rostro y las manos de Corvalán eran de una complejidad significativa. Esto llevó a su traslado al Sanatorio Británico de Rosario horas después del hecho, en donde fue intubado por más de un día por las afecciones que presentaba en las vías respiratorias y una posterior traqueotomía que le permitió respirar nuevamente por su cuenta.

Pese a este panorama, en el día de hoy los resultados del parte médico cuentan otra historia. Afortunadamente, Corvalán presenta mejoras en su estado de salud, respondiendo a los tratamientos medicinales de manera positiva. En diálogo con EL NORTE, su hija nos comentó: “Se está empezando a despertar, ya está un poco inquieto. Sigue con respirador porque todavía no puede respirar por su cuenta, pero paso a paso”.

Sobre la traqueotomía, explicó que: “Fue una intervención que lo ayudó porque está respirando por su cuenta, pero cuando se cansa alternan con respirador artificial”. Además, agregó: “Todavía sigue en la Unidad de Terapia Intensiva con cuidados y por el momento va a seguir en el sanatorio británico”, declaró la hija descartando la posibilidad de su traslado a San Nicolás.



error: ¡Contenido protegido!