14.5 C
San Nicolás de los Arroyos
domingo, 22 mayo, 2022

Edición N° 4056

EL HOMBRE EXTORSIONADO POR INTERNOS DE LA UP3 NO APARECE

Juan Woldrick continúa desaparecido, siguen los rastrillajes y las búsquedas pero sin novedades en la causa. Se comprobó que el hombre cuyo rastro se perdió el 30 de marzo pasado, estaba siendo extorsionado desde la cárcel de San Nicolás. Su hermana confirmó que las prendas halladas le pertenecían.

De la redacción de EL NORTE
redaccion@diarioelnorte.com.ar



Juan Carlos Woldrick, de 30 años, oriundo de General Alvear se encuentra desaparecido desde el 30 de marzo. El último contacto que se tuvo con él fue durante el almuerzo que compartió con sus compañeros de trabajo en un establecimiento rural de Bolívar. Desde entonces es intensamente buscado por toda la zona. Se realizan operativos  policiales con apoyo de bomberos y defensa civil con despliegues por tierra, agua y aire en busca del empleado rural.

En diálogo con El Diario EL NORTE, Romina Woldrick, hermana del hombre buscado afirmó que los familiares y amigos se encuentran desesperados, que los días pasan y no hay ninguna novedad  ni dato certero acerca de su hermano.

Confirmó que hace unos días en un canal, cercano a la localidad de donde es oriundo, un pescador halló prendas que fueron reconocidas por sus familiares como pertenecientes al hombre desaparecido. Pero que Juan no fue visto ni pudo ser hallado hasta el momento.



“Nosotros confiamos en que esté vivo, en que se esconde porque está asustado, porque cree que hizo algo malo” dijo la mujer.

Romina pide a la población que sigan comprometidos con la búsqueda. Afirmó estar conforme con la actuación de la fiscal Julia Sebastián y con las autoridades que a diario se comunican con ella para informarle los pasos de la investigación pero que hasta ahora no lograron pistas que los lleven a saber qué pasó con Juan.

Extorsión

Pudo comprobarse durante la investigación por la desaparición que Juan estaba siendo extorsionado por un interno de la UP3. El Juzgado de Garantías con asiento en el Departamento Judicial de Azul decidió imputar a Luis “Tomi” Galeano por esta extorsión. Galeano se encuentra preso por tentativa de homicidio en ocasión de robo y había sido sentenciado a 9 años de prisión.  Desde allí se habría contactado con Woldrick falseando su identidad y extorsionándolo manifestando ser un funcionario del Poder Judicial. Le habría dicho que si no le depositaba una cierta cifra de dinero avanzaría con una causa en su contra acusando al peón rural de mantener contactos virtuales de índole sexual con una mujer presuntamente menor de edad.



Todas las sospechas fueron certificadas cuando la Justicia ordenó distintos allanamientos en una casa de San Pedro, en otra de Gobernador Castro y en la celda que ocupa Galeano en la UP3, donde secuestraron chips de líneas telefónicas. Las pericias establecieron que los contactos coinciden con las comunicaciones que Woldryck había tenido desde su teléfono. Además en la casa de Gobernador Castro, donde vive la familia del sospechoso, se encontraron comprobantes de transferencias bancarias de la víctima desaparecida y también se habría certificado que existió una transferencia de 10 mil pesos a la cuenta de un comisionista domiciliado en san Pedro.

Reunidas las pruebas el Juzgado de Garantías, con asiento en el departamento judicial de Azul, decidió imputarlo en una causa por extorsión luego del hallazgo de pruebas contundentes en su contra.



Extorsión

La Fiscal a cargo de la investigación, Julia Sebastián titular de la UFI Nº 15 de Bolívar descubrió la intrincada trama que había detrás de la desaparición del peón rural. La pesquisa llevó a la hipótesis de que Woldrick había dejado el lugar agobiado por las presuntas maniobras extorsivas de las que era víctima. Las extorsiones habrían comenzado unos días antes de que la víctima fuera vista por última vez. A través de la red social Facebook el hombre habría mantenido una comunicación íntima con una supuesta mujer sin conocerla desde entonces lo extorsionaban pidiendo dinero porque afirmaban que se trataba de una menor de edad y que iban a denunciarlo si no pagaba lo pedido.

El primer dato que surgió luego de su desaparición fue que el joven dos días antes de desaparecer había pedido dinero prestado para transferirlo a una cuenta a nombre de un comisionista residente en San Pedro.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!