EL MINISTRO DE SALUD DE SALTA APOYÓ A LA MÉDICA DENUNCIADA POR PRACTICAR UN ABORTO

Juan José Esteban aseguró que la profesional trabajó “en base al protocolo”, y sostuvo que están “apoyándola en todo aspecto y esperando a ver qué decide la Justicia”.

El ministro de Salud Pública de Salta, Juan José Esteban, aseguró este jueves que la médica denunciada por practicar un aborto en el hospital de Tartagal trabajó “en base al protocolo”, y sostuvo que están “apoyándola en todo aspecto y esperando a ver qué decide la Justicia”.

Sobre el caso de la médica Miranda Ruiz, denunciada en Tartagal después de la práctica de una interrupción legal del embarazo a una joven de 21 años con 22 semanas y dos días de edad gestacional en el hospital Juan Domingo Perón el 24 de agosto pasado, Esteban afirmó: “Nosotros nos ajustamos a derecho”.
“Somos conocedores que la ley 27610 está vigente, así que estamos trabajando en base al marco legal” que ella proporciona, manifestó.

La médica fue detenida el viernes pasado, durante algunas horas, e imputada por la presunta comisión del delito de aborto, por pedido del fiscal penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas Gonzalo Ariel Vega, ante el Juzgado de Garantías 2, a cargo de Héctor Mariscal Astigueta.

La denuncia contra la profesional, que motivó la apertura de la causa, la radicó una tía de la mujer. El fin de semana pasado, la profesional también fue denunciada por la paciente.

El fiscal consideró que la profesional no se adecuó a la Ley 27610, de IVE, que dispone en su artículo 4 que las mujeres y personas con otras identidades de género con capacidad de gestar tienen el derecho a decidir acceder a la interrupción del embarazo hasta la semana 14 inclusive del proceso gestacional.

Fuera del plazo dispuesto, existen excepciones contempladas por el Código Penal, de las cuales una es que el embarazo fuera producto de un abuso sexual, o bien, que estuviere en peligro la vida o salud integral de la persona gestante. En estos casos se trata de una ILE.

Las fuentes indicaron que “a prima facie, no surgió del análisis de la historia clínica ninguna de estas causales”.