16.7 C
San Nicolás de los Arroyos
sábado, 15 junio, 2024

Edición N° 4810

El papa Francisco dijo que “Una sociedad sin conflictos es una sociedad muerta”

Las discusiones y tensiones son inevitables en la sociedad moderna y no deben esconderse bajo la alfombra, dijo el papa Francisco este sábado, advirtiendo que tratar de imponer una visión uniforme fomenta la frustración y la violencia

Papa Francisco: "Una sociedad sin conflictos es una sociedad muerta"
Papa Francisco: “Una sociedad sin conflictos es una sociedad muerta”.

En un encuentro por la paz en el anfiteatro romano de Verona, el papa Francisco aseguró que la gente debe aprender a afrontar los conflictos antes de que se desborden, pero también reconocer que es sano tener opiniones diferentes.

“Una sociedad sin conflictos es una sociedad muerta. Una sociedad que esconde los conflictos es una sociedad suicida. Una sociedad que toma los conflictos por su mano es una sociedad del futuro”, afirmó a unas 12.500 personas reunidas en la antigua arena.

“El defecto de las dictaduras es no admitir la pluralidad”, agregó.



Era el segundo viaje de un día del papa al norte de Italia en tres semanas, tras su visita a Venecia el mes pasado, poniendo a prueba su resistencia tras repetidas dolencias en el último año que le han obligado en ocasiones a reducir sus apariciones públicas.

Como es habitual, el Pontífice, de 87 años, se desplazó en silla de ruedas y se mostró en buena forma en su primer encuentro con sacerdotes y niños en la ciudad, antes de asistir a la conferencia de paz al aire libre y almorzar en una cárcel local con presos.

Francisco dijo que el mundo está asolado por las guerras, pero añadió que la gente común tiene que intentar tender puentes y evitar verse arrastrada a conflictos armados a instancias de sus líderes.



“Las ideologías no tienen pies para caminar, ni manos para curar las heridas, ni ojos para ver los sufrimientos de los demás. La paz se hace con los pies, las manos y los ojos de las personas implicadas”, afirmó.

Resaltando las esperanzas de reconciliación personal del Papa, un israelí, cuyos padres murieron en el atentado del 7 de octubre perpetrado por militantes de Hamás, abrazó en el escenario de Verona a un activista por la paz palestino cuyo hermano había muerto en una cárcel israelí.

“No creo que haya palabras que agregar a esto”, dijo Francisco, encabezando los aplausos por su gesto.



El papa hace llamamientos casi semanales para que cesen los enfrentamientos en múltiples conflictos, especialmente en Ucrania y Gaza, situando el impulso por la paz en el centro de su papado que se prolonga por 11 años.

“No se detengan. No se desanimen. No se conviertan en espectadores de guerras llamadas ‘inevitables'”, dijo a su audiencia.

Reuters

error: ¡Contenido protegido!