27.3 C
San Nicolás de los Arroyos
miércoles, 19 enero, 2022

Edición N° 3931

EL PRIMER YATE ROMPEHIELOS DEL MUNDO VARADO EN USHUAIA

Está valuado en 100 millones de euros, es propiedad de un multimillonario ruso y espera para poder zarpar hacia la Antártida.



“La Datcha”. Así bautizó el dueño, un magnate bancario ruso, al primer yate rompehielos del mundo: está valuado en cien millones de euros… y está varado en Ushuaia, en el “fin del mundo” de nuestro país desde mediados de diciembre. La embarcación tenía como objetivo un viaje a la Antártida, para probar la resistencia de un yate que puede romper hasta cuarenta centímetros de espesor y navegar en aguas polares durante cuarenta días seguidos sin reaprovisionarse.

¿Qué es lo que le impide navegar hacia aguas antárticas? El buque extravió una de sus anclas mientras navegaba por los alrededores del puerto de la ciudad de Ushuaia. “Por normas internacionales, la Prefectura Naval Argentina no le permite navegar sin un ancla. Es un tema de seguridad del barco. Hasta que no la recuperen o traigan otra, no pueden zarpar”, declaró el presidente de la Dirección Provincial de Puertos (DPP), Roberto Murcia.

En el intento de solucionar el problema y zarpar lo antes posible, la tripulación de “La Datcha” contrató a una empresa local llamada “Deep Ocean Engineering”. Esta empresa fue fundada por un profesor investigador de la Universidad Nacional de Tierra del Fuego (UNTdF) llamado Carlos Pane, quien trabaja con un grupo de estudiantes y cuenta con una flota propia de drones submarinos, tipo ROV compactos, capaces de sumergirse hasta 150 metros de profundidad, tomar medidas, muestras, fotografiar y filmar en calidad 4K y con iluminación propia.



La embarcación es realmente imponente: tiene 77 metros de largo y 14 de ancho, seis cubiertas, otras seis cabinas internas y tiene una capacidad de 25 tripulantes y 12 pasajeros. El diferencial de lujo lo tiene en sus dos salas suite y dos salas VIP, dos hangares para helicópteros, un centro de buceo con cámara de descompresión, una lancha de lujo y otra de rescate y un submarino para tres personas. A todo esto se le suman dos motos de nieve y cuatro acuáticas.

El viaje a la Antártida no será el primero para este yate que ya navegó por las Islas Seychelles y Madagascar, el Océano Índico y la península rusa de Kamchatka y Alaska.

El dueño de este lujoso yate, único en el mundo, es el magnate ruso Oleg Tinkov, dueño de Tinkoff Bank, uno de los bancos digitales más grandes del mundo, con ocho millones de clientes según Forbes.com. Sin embargo, los primeros pasos de este multimillonario, que tiene un valor neto de casi 7 mil millones de dólares (Forbes.com), como empresario no fue en el mundo bancario, sino en el de la cerveza: fundó Tinkoff Beer y, en 2005, vendió el negocio a la empresa belga InBev en 167 millones de dólares. Al ser un apasionado del ciclismo de ruta, estuvo mucho tiempo vinculado al deporte como dueño de tres equipos, entre los que contaba con grandes ciclistas como el español Alberto Contador.

Además, Tinkov, que en octubre de 2019 anunció que sufre leucemia, es dueño de la cadena de hoteles de lujo “La Datcha”, con hoteles en Rusia, México, Francia e Italia. En el sitio web de esta cadena, las personas pueden reservar habitaciones en el yate, para emprender un viaje a lugares donde “el 95% de los yates de lujo no pueden llegar”, según la propia página.



ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!