15 C
San Nicolás de los Arroyos
martes, 23 noviembre, 2021

Edición N° 3876

EL SANATORIO PLAZA SE ENCUENTRA EN CONCURSO Y AGUARDANDO SU QUIEBRA



El centro de salud mental atraviesa un momento crítico. Hasta el pasado viernes solo había cinco pacientes en la institución y los empleados no habían cobrado sus salarios. Desde el gremio de ATSA (Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina) confiaron a EL NORTE que los propietarios se presentaron a concurso y están esperando la resolución del Juez.

De la Redacción de El Norte
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

La Clínica Psiquiátrica Plaza (Rivadavia 72) atraviesa dificultades de índole económicas. Hay quienes se animan a advertir que podría ser cerrada en el corto tiempo, aunque aún resta esperar una resolución judicial clave.



En concreto, hasta el viernes pasado los 28 empleados estaban en una incógnita muy grande con respecto a sus sueldos, ya que no habían percibido el pago hasta entrada la tarde de ese día. Sin embargo, todavía es incertidumbre total qué va a suceder con sus puestos de trabajo y también con los pacientes.

EL NORTE dialogó con uno de los referentes de ATSA (Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina), Agustín Chungo, para conocer acerca de la problemática y qué posibilidades tienen los empleados de conservar sus puestos de trabajo. También, afirmó que solo hay cinco pacientes internados.

“Hasta el día viernes hubo un problema muy grande que se resolvió a medias porque aún falta lo más importantes. Según los empleados de la clínica, hay únicamente cinco pacientes internados, lo cual no permite a los empleados trabajar con normalidad porque para atenderlos no son necesarias tantas personas como las que hay por turnos”, manifestó Chungo.



“Hay 28 empleadas, entre enfermeras, cocineras y las que desempeñan funciones en el área administrativa. El sanatorio presentó un concurso y están esperando la resolución del Juez para ver si se dicta la quiebra y cierran definitivamente. Queremos ver el destino de las empleadas del lugar para que no queden sin trabajo. Pero a esto también se le suman otros problemas”, añadió el referente del gremio.  

De inmediato, contó que “había renunciado la chica que estaba encargada de la administración, más precisamente de la parte contable, es decir era la persona que pagaba los sueldos. Hasta el día viernes no se pudo pagar el salario correspondiente a las empeladas porque no había forma de autorizar los pagos y los dueños no querían aparecer para pagar. No nos contestaban los teléfonos, tampoco a nuestros abogados, ni al contador externo”.

“Las empleadas realizaron una semi retención de tareas porque la realidad es que no tienen ya trabajos duros o que demande mucho tiempo de dedicación ya que únicamente quedan cinco pacientes. Finalmente, terminaron cobraron el periodo de lo que sería octubre aunque más tarde de lo correspondiente. Tuvieron que ir a buscar la plata para darla en mano porque si lo hacían a través del banco, lamentablemente, se iba a cobrar en 45 días, por lo que tuvimos que intervenir como gremio y logramos que se pague en efectivo”, explicó Chungo.



Pacientes y empleados

Con la espera de saber si finalmente la Clínica Psiquiátrica Plaza se va a quiebra, resta conocer qué va a suceder con los pacientes que todavía están internados allí y cuál va a ser la situación de los trabajadores del lugar. La incógnita más grande es buscar reacomodar a las 28 empleadas para que no pierdan ni un mes de sueldo.

Sin embargo, hasta tanto no esté dictada la quiebra oficial por el Juez, las enfermeras, cocineras y administrativas deben seguir yendo a cumplir horarios y trabajar si así lo demanda los pacientes que quedan porque legalmente el sanatorio sigue funcionando igual.



“Según pudimos saber, los que deciden el traslado de los pacientes son las obras sociales, que si no me equivoco son PAMI e IOMA. Es más, creo que son tres pacientes de PAMI y los otros dos de IOMA y seguramente pidan el traslado al Santa Isabel (otro centro psiquiátrico que tiene la ciudad) que es lo más viable”, detalló Chungo.

“Con respecto a las trabajadoras, van a tener que seguir yendo a cumplir con sus funciones y horarios, más allá de que haya pacientes o no porque oficialmente la clínica no está en quiebra, por ende deberán seguir hasta que se resuelva esa situación. Lo único que esperamos poder darles un lugar para que no pierdan dinero y que la clínica se siga haciendo cargo de sus sueldos como corresponde, mientras ellas cumplan con sus obligaciones”, cerró Chungo.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!