EL SECTOR AÉREO ADVIERTE QUE “LA DEMORA DE MUCHOS ARGENTINOS PARA RETORNAR PODRÍA EXTENDERSE EN HASTA 5 MESES”

Las aerolíneas se vieron obligadas a cancelar sus vuelos, dejando a miles de argentinos y residentes varados en el extranjero, debido a la Decisión Administrativa 643/2021 publicada el pasado 25 de junio, que restringió el cupo a 600 pasajeros por día que pueden ingresar al país desde el exterior.

Según las autoridades, esa decisión se fundó en los resultados de Migraciones, el organismo que semanas atrás reveló que cerca del 40% de las personas que salieron del país y regresaron, violó el aislamiento obligatorio.

Frente a esto, la Cámara de Líneas Aéreas en Argentina (JURCA) advirtió que “la demora de muchos pasajeros para retornar a sus hogares podría extenderse en hasta 5 meses”, al mismo tiempo que reclamó una reunión con funcionarios del Gobierno, “para analizar, en primer lugar, la imperiosa necesidad de programar vuelos que permitan el retorno de los argentinos que se encuentran en el exterior, pero asimismo la eliminación de cupos restrictivos, la ampliación de la capacidad de testeos/hora en los aeropuertos habilitados, la habilitación de aeropuertos internacionales del interior como corredores sanitarios seguros, y la autorización de vuelos internacionales para periodos de por lo menos 3 meses vista”.

La norma publicada el 25 de junio y aplicada en forma inmediata redujo en forma repentina el ya muy limitado cupo de pasajeros diarios que las compañías aéreas podíamos transportar hacia Argentina, de 2.000 pasajeros previo a su dictado a solo 600 pasajeros diarios. Esta drástica medida representa un tope promedio de 2 (dos) vuelos diarios en todo el país, que equivale al 2% de lo que la industria transportaba prepandemia”, señalaron las autoridades en un comunicado.

La industria aérea requiere contar con un marco de funcionamiento de mayor previsibilidad, como sucede incluso en esta época de pandemia en los más de 1.500 destinos a los que se vuela hoy alrededor del mundo. Desde la implementación de estas restricciones y modalidades de aprobación de vuelos, la República Argentina ha visto fuertemente afectada su conectividad con el resto del mundo y tememos que ello se agrave más aún”, continuaron.