12.3 C
San Nicolás de los Arroyos
lunes, 20 mayo, 2024

Edición N° 4784

El Sol lanza la llamarada más potente en décadas

El inusual fenómeno se dio luego de una poderosa tormenta geomagnética que produjo auroras en los hemisferios norte y sur de la Tierra

El Sol desató este martes la mayor llamarada en casi dos décadas y la más grande de su ciclo solar de 11 años en curso, después de generar una poderosa tormenta geomagnética que produjo auroras en los hemisferios norte y sur de la Tierra durante el fin de semana.

“¡Aún no ha terminado!”, escribió el Centro de Predicción del Clima Espacial (SWPC, por sus siglas en inglés) de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de EE.UU. (NOAA), para referirse a la última explosión. Según el organismo, la erupción fue identificada como clase X, la más potente dentro de la clasificación. La NASA describe este tipo de fenómenos como “explosiones gigantes en el Sol que envían energía, luz y partículas de alta velocidad al espacio” debido a reconfiguraciones abruptas en los campos magnéticos del astro.

Se trata del destello más grande desde 2005, así como del mayor en el actual Ciclo Solar 25 que comenzó en 2019 y se acerca a su punto máximo. “Alcanza un ‘crescendo’ en el máximo solar y luego decae gradualmente, con una actividad cada vez menos frecuente”, afirmó Rob Steenburgh, científico espacial del SWPC, citado por Axios.



La llamarada provino de una mancha solar denominada 3664, la misma que, combinada con la región 3663, forma un cúmulo “mucho más grande que la Tierra”, indicó la NOAA la semana anterior. Hasta el pasado jueves, 3664 seguía “creciendo y aumentando en complejidad magnética y ha evolucionado hasta convertirse en una mayor amenaza de mayor riesgo de llamaradas solares”, detalló el organismo.

Posibles efectos en la Tierra

Asimismo, la institución comunicó que los fenómenos de esta magnitud “no son frecuentes” y que podría tener efectos en la Tierra. En este sentido, advirtieron que “usuarios de radios de alta frecuencia podrían experimentar degradación o pérdida completa de la señal en el lado soleado de la Tierra”.

A pesar de la intensidad de la llamarada, los expertos dijeron que aún no hay preocupación por una eyección de masa coronal (CME) que se dirija a nuestro planeta. Las CME son explosiones de plasma y campos magnéticos de la corona solar que provocan tormentas geomagnéticas cuando se dirigen a la Tierra, explicó la NOAA.



error: ¡Contenido protegido!