16.1 C
San Nicolás de los Arroyos
miércoles, 17 abril, 2024

Edición N° 4751

El tarifazo eléctrico amenaza la supervivencia de los comercios

SE ANUNCIÓ UN 413% DE SUBA DE TARIFAS

Luego de la aprobación del recalculo de los valores del cuadro tarifario en el servicio de luz, publicado en el Boletín Oficial de la provincia de Buenos Aires, comerciantes de San Nicolás advierten sobre un escenario crítico, atado a las bajas ventas. En promedio, hoy pagan $200.000 por mes. “Si me llega una boleta con 400 por ciento de aumento, no me va a quedar otra que cerrar”, manifestó el propietario de un drugstore. Otros evalúan recorte de personal.

De la Redacción de EL NORTE
[email protected]

El Ministerio de Infraestructura bonaerense aprobó el “recalculo de los valores del cuadro tarifario” de diversas empresas distribuidoras de energía bajo concesión provincial, entre las que se encuentra EDEN S.A. La medida, publicada en el Boletín Oficial, implicará un incremento en la tarifa que pagan los usuarios de la compañía eléctrica.

Los usuarios residenciales de medios y grandes ingresos, consumidores de más de 400 kWh al mes, se verán afectados por un aumento del 118 por ciento. Por su parte, pequeños comerciantes que consumen hasta 800 kWh al mes enfrentarán un incremento del 413 por ciento, mientras que escuelas, hospitales y otros organismos públicos experimentarán un aumento del 186 por ciento.

Además de EDEN S.A., también están alcanzadas las empresas EDEA S.A., EDELAP S.A. y EDES S.A., que distribuyen electricidad en diversas localidades de la provincia.

Vale recordar que el Gobierno nacional dispuso aplicar una nueva fórmula para actualizar el costo de distribución de las empresas bajo su concesión, lo que implicaría aumentos en las tarifas para los usuarios de Edenor y Edesur. En algunos casos los incrementos superarán el 300 por ciento.

EL NORTE recorrió distintos comercios de nuestra ciudad, a fin de saber cuánto están pagando de luz y a cuánto se les podría ir el gasto con el aumento mencionado. En promedio, un comerciante que cuenta con heladeras por los productos que vende, siendo esto lo que mayor consumo genera, gasta, aproximadamente, $200.000 en luz.



Si bien varía dependiendo del local, ninguna boleta es menor a los $100.000. De hecho, el dueño de un reconocido drugstore céntrico, que tiene dos sucursales, gastó en el último mes $350.000.

“Si me llega una boleta con un aumento tan alto, no podría seguir adelante. En 10 años que tengo de ser dueño de comercio, jamás había tenido una situación tan difícil. No sé exactamente cómo se dará todo el aumento, pero llegaría a casi el millón de pesos por mes teniendo en cuenta esa cifra”, manifestó uno de los propietarios consultados.

Otro comerciante, que también cuenta con productos que necesitan refrigeración constante, coincidió. “El último mes pagué $200.000. Si me llega con un aumento así de significativo, olvidate de que pueda trabajar. Tendría que cerrar, dejar en la calle a mis cuatro empleados, es una locura. No quiero ni pensar en tener que ponerle fin a mi fuente de trabajo”, sostuvo.

Bajas ventas

Es que la complicación de ganancia es mucho más grande que solo poner sobre la mesa los gastos fijos. Muchos mercantiles expresaron tener bajas ventas por los constantes aumentos de los productos, debido a la situación inflacionaria.

“La gente viene, agarra un producto y lo deja otra vez. Te preguntan el precio y se asustan por el valor que tienen. Sucede que no puedo colocar carteles con los precios porque estoy constantemente remarcando, todas las semanas nos llegan planillas nuevas con aumentos. Esto hizo que tengamos bajas ventas, que es entendible por el contexto”, afirmó uno de los consultados.

De inmediato, agregó: “Ningún gobierno se preocupó realmente por la gente. Si el vecino estuviera bien en lo económico, consumiría sin pensarlo. Cuando hay plata la gente gasta y eso se ha visto a lo largo de la historia. No es solo pagar la luz, son los sueldos, el alquiler; un sinfín de cosas que hace cada vez más cuesta arriba lograr llegar a fin de mes”.

“Ni hablar de los gremios que parecieran no entender la situación en las que estamos. Mis empleados tienen el mismo sueldo que uno de una gran cadena de supermercados. Son contextos distintos, ingresos distintos. Desde ya, siempre voy a querer el bien a mis empleados y que puedan recibir un sueldo digno, pero también hay que entender que no estamos en una situación fácil”, concluyó.



Posibles subas

Guiados por el aumento pactado por el Gobierno de la provincia de Buenos Aires, ese 413% llevaría a que un comercio gaste más de un millón de pesos en luz. Claro está, variará dependiendo de cuánto consuma ese mes.

La responsable de un almacén céntrico aseveró a este diario: “Estamos evaluando la posibilidad de sacar dos heladeras y reorganizar los productos para que entren todos en solo cuatro de las seis que tenemos. No es fácil, lo que menos queremos recortar es en los empleados”.

“Tengo apenas tres años como dueña. Recién ahora veo algo que me parece increíble. Tengo clientes, pero llevan máximo cuatro productos. Entra gente y sale con un alfajor, o una gaseosa, o un paquete de yerba. Esto hace mucho más difícil poder generar las ganancias para pagar los $210.000 de luz que tengo, los tres sueldos, el gas, etcétera”, añadió.

error: ¡Contenido protegido!