22.8 C
San Nicolás de los Arroyos
domingo, 3 marzo, 2024

Edición N° 4706

Las empresas de transporte público del interior amenazan con paralizar el servicio

INTERIOR DEL PAÍS

Piden un boleto mínimo de 550 pesos para el interior del país. Exigen que el Estado asista a quienes no pueden pagar ese importe, pero “asegurando que el subsidio se dirija a la demanda, mientras se permite que la oferta trabaje sin distorsiones”.

boleto

De la redacción de EL NORTE
[email protected]

Las compañías de transporte público del interior del país representadas en la Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros (FATAP) anunciaron que podrían interrumpir el servicio y exigieron un aumento tarifario.
La entidad emitió un comunicado para pedir un “sinceramiento” del costo del boleto y un reordenamiento de las actuales regulaciones. Según entienden, las leyes actuales “han llevado a las empresas a una situación de quebranto”. En esa línea, advirtieron que las empresas del interior “no pueden hacer frente a los aumentos de costos por encima del índice inflacionario”.

A pocos días de que asuma Javier Milei, la FATAP propuso poner en marcha una tarifa única en todo el país “estimada en $550, contrastando con los actuales $60 en el Área Metropolitana de Buenos Aires y los $250 en las provincias, una cifra lejos del punto de equilibrio”. Asimismo, pidieron que el Estado asista a quienes no pueden pagar ese boleto mínimo, pero “asegurando que el subsidio se dirija a la demanda, mientras se permite que la oferta trabaje sin distorsiones”.

En la misiva, la entidad advirtió que podría tomar medidas de fuerza, incluyendo paros progresivos que podrían afectar a más de 10 millones de personas. “Las decisiones políticas sin bases técnicas, ni sustento jurídico, han deformado el sistema en los últimos años, afectando gravemente a las empresas de colectivos del interior”, sostuvieron.



“Sinceramiento”

La FATAP insistió en la necesidad de un sinceramiento tarifario y llamó al Estado a “recrear las condiciones económicas y financieras esenciales para evitar la descapitalización y garantizar una calidad de servicio adecuada para los usuarios”.
Los transportistas consideraron que “las compensaciones tarifarias y las asistencias mediante tributos sociales solo sirven para simular ingresos insuficientes, mientras las empresas enfrentan riesgos, costos y responsabilidades legales sin la contrapartida del Estado”.
Por último, la FATAP señaló que “este esquema de ficción impide cumplir en tiempo y forma con el pago de salarios, aguinaldos y otros costos laborales, así como la compra de combustibles y repuestos a precios dolarizados”.

Compensaciones

En el contexto del reclamo, advirtieron respecto del cese de actividades en el interior del país a causa de la imposibilidad de atender los costos de la operación, lo que podría extenderse por tiempo indeterminado, afectando a 10 millones de personas.
“Desde hace años se ha deformado el sistema con decisiones políticas sin bases técnicas ni sustento jurídico acorde a los contratos de concesión”, señalan desde la Federación Argentina del Transporte Automotor de Pasajeros (FATAP), que nuclea a las empresas de colectivos del interior.



Las compensaciones tarifarias y las asistencias mediante atributos sociales simulan la realidad de ingresos insuficientes a causa de contratos incumplidos, recayendo sobre las empresas los riesgos, los costos y las responsabilidades legales, sin que el Estado asuma las suyas, distorsionando los valores de los ingresos (tarifas) que resultan necesarios para el cumplimiento de los compromisos propios de la actividad.

ÚLTIMAS NOTICIAS

error: ¡Contenido protegido!