31.8 C
San Nicolás de los Arroyos
lunes, 24 enero, 2022

Edición N° 3938

EN LA MISMA MADRUGADA DOS AUTOS PERDIERON EL CONTROL Y CHOCARON CONTRA VIVIENDAS

Dos graves accidentes de tránsito tuvieron lugar en la madrugada de ayer, que no terminaron en desgracia solo por el azar. La irresponsabilidad de los conductores, que dieron positivo en el test de alcoholemia, provocó daños a viviendas y generó preocupación ya que se dañó una casilla de gas y el tendido eléctrico.

De la redacción de El Norte
Diarioelnortediarioelnorte.com.ar



De seguro la lluvia en plena noche fue un aliciente para que controlar los vehículos fuera dificultoso, pero el sentido común indica que ante estos inconvenientes climatológicos debe primar el cuidado a la hora de pisar el acelerador y conducir. Nada de eso parece que se tuvo en cuenta en dos choques, solo motivados por la aparente irresponsabilidad de los conductores, dando positivo ambos en los test de alcoholemia.

El primero de los impactos tuvo lugar en Ponce de León y Cangallo. El vehículo un Renault Modelo Clío piloteado por Emanuel de 27 años venía a toda velocidad por Ponce de León, sin advertir la cortada de calle Cangallo donde se encuentra una vivienda. El conductor sin reflejo y casi sin lograr disminuir la velocidad dio de frente contra la casa impactando especialmente en la casilla de gas.

Por suerte nadie resultó lesionado y en el lugar se hizo presente personal del SAME, policía y Bomberos ya que el choque contra el surtidor de gas domiciliario podría haber dado lugar a una catástrofe, por lo que el pronto accionar del personal evito esto, aunque si durante la mañana hubo que evacuar la zona por riesgo de explosión. Al conductor se le realizó el test de alcoholemia que dio positivo con 0,87 gramos de alcohol en sangre, por lo que se procedió al secuestro del rodado.

Tumbó un poste

El otro accidente tuvo lugar en Morteo y Pringles. Alejo de 20 años venia conduciendo un automóvil AUDI A3 aparentemente a toda velocidad por la avenida, sin advertir que en ese momento cruzaba un taxista a bordo de Renault Logan. El trabajador del transporte al ver que el AUDI llegaba rápidamente intentó retroceder, pero este, en una maniobra arriesgada, pegó un volantazo dando contra el costado del Logan y terminó incrustado entre dos postes, uno de luz y el restante de telefonía, que terminó cayendo, y la pared de la panadería La Tradicional ubicada en la esquina.

Por suerte y a pesar de la violencia del impacto no hubo que lamentar heridos. En el lugar se hizo presente personal de transito que le realizó el test de alcoholemia al joven conductor dando el mismo positivo con 1,44 gramos de alcohol en sangre por lo que también se procedió al secuestro del rodado mencionado. Interviene UFI N°04.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!