18.3 C
San Nicolás de los Arroyos
lunes, 17 junio, 2024

Edición N° 4812

EN UNA CALIENTE SESIÓN, SE APROBÓ EL PROYECTO PARA QUE EMPLEADOS MUNICIPALES PUEDAN IRSE DE IOMA

Con los 12 votos de la bancada oficialista, se aprobó la ordenanza por la cual el Municipio dejará de estar adherido a IOMA. Según indicaron los impulsores de la iniciativa, ahora los empleados municipales podrán optar por la obra social que deseen. Incluso podrán permanecer en IOMA, explicaron. La oposición rechazó la iniciativa. Fue en una sesión caliente. Petroni acusó a oficialistas de “caradura”, “nazi” y “fascista”. Después no votó porque ya se había retirado del recinto.

En sesión especial, el Concejo Deliberante dio tratamiento al proyecto del Ejecutivo para desadherir al convenio con IOMA. EL NORTE

De la redacción de EL NORTE
[email protected]

El Concejo Deliberante aprobó por mayoría este viernes un proyecto que implica la “desadhesión” de la Municipalidad de San Nicolás del convenio por el cual sus empleados fueron históricamente afilados al Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA, la obra social de la provincia de Buenos Aires). Fue en el marco de una sesión especial solicitada por el oficialismo. En el recinto hubo un grupo de representantes del gremio ATE, representante de una porción minoritaria de empleados del Municipio. Y cruces muy subidos de tono.

Fue un encuentro muy caliente el de ayer en el recinto Soberanía Nacional. Matías Grams, presidente del Concejo Deliberante, llamó varias veces la atención de la barra (así se denomina habitualmente al espacio para los asistentes que no son concejales) para solicitarles que hicieran silencio. “Están cometiendo un delito, porque están impidiendo que el Cuerpo sesione”, advirtió Grams al grupo de ocho o nueve representantes de ATE. El concejal Danilo Petroni, de Primero San Nicolás, tuvo cruces con el propio Grams y con los concejales Walter Montenegro y Agustín Barba.

La apertura del debate en torno al proyecto que se votaba estuvo a cargo de Daniel Luchelli, presidente del bloque de concejales de Juntos por el Cambio. “La problemática que hoy estamos tratando acá es que la obra social de los trabajadores municipales, IOMA, presenta prestaciones insuficientes y a veces nulas. Es la obra social de los trabajadores municipales en virtud de una ordenanza sancionada en el año 63. Después de eso hay otras dos ratificaciones, durante gobiernos militares. El decreto 438/2021 del presidente Alberto Fernández consagró el derecho a la libertad en la elección de la obra social”, indicó el titular de la bancada oficialista.



También repasó una modificación que propusieron introducir al proyecto enviado por el Ejecutivo. “En el proyecto original no se contempló la posibilidad de permanencia de los empleados municipales en IOMA. Por eso estamos proponiendo una modificación”. Y repasó la redacción del artículo en cuestión, el primero del proyecto de ordenanza. El texto agregado planteó «la salvedad de que los empleados en forma particular manifiesten su voluntad expresa de permanecer en IOMA».   

Desde la bancada del Frente de Todos, Bibiana Giglio (docente y dirigente del Suteba) se declaró “ferviente defensora de IOMA” y pidió que desde el oficialismo especificasen “cuáles son los perjuicios que sufrimos los afiliados a IOMA, porque lo dicen vagamente y de una manera muy general”.

La respuesta provino de la banca de Walter Montenegro. “Es de notorio y público conocimiento el tipo de prestaciones que da IOMA: prestaciones deficientes, incompletas y en algunas especialidades, nulas. Esto impacta de manera negativa en los afiliados de la obra social. Una consulta médica, un laboratorio normal de rutina o un examen complementario implican el pago de un arancel diferenciado”.



“Está mintiendo”, lo interrumpió Giglio. “Para la mayoría de las prestaciones hay que abonar un arancel. Y hay prestaciones que directamente no se dan, como Odontología, Psicología o Psiquiatría”, aseveró Montenegro.  

“¿Por qué negarle al empleado municipal la libertad de que elija su obra social?”, indagó a la oposición el oficialista Agustín Barba.

Llegado el momento de la votación, el proyecto fue aprobado con 12 votos afirmativos del bloque de Juntos por el Cambio. Por el rechazo se contaron 6 votos provenientes del Frente de Todos.  



“Caradura”, “nazi” y “fascista”

Destemplado, el concejal Danilo Petroni cargó con pesados epítetos contra dos de los miembros de su ex bloque de Juntos por el Cambio. “No hablés del que te da de comer, caradura”, fue el extraño consejo que Petroni –médico de profesión– le dio a su colega Walter Montenegro. Éste último había cuestionado las prestaciones de IOMA; entonces Petroni le preguntó si atiende por IOMA y Montenegro le dijo que sí. Ahí el ex oficialista Petroni lo acusó de “caradura”. Más tarde se cruzó con Agustín Barba, a quien –a los gritos– tildó de “nazi” y “fascista”. Durante el encuentro de ayer, Petroni se expresó en contra del proyecto impulsado por el oficialismo. Sin embargo, no llegó a formular su postura en el momento decisivo de la votación, puesto que para ese entonces ya se había retirado del recinto.  

error: ¡Contenido protegido!