23.4 C
San Nicolás de los Arroyos
sábado, 1 octubre, 2022

Edición N° 4188

“ESTA FALTA DE LLUVIAS PONE EN JAQUE TODA LA INVERSIÓN REALIZADA”

INGENIERO AGRÓNOMO MARIANO GARCÍA

Lo dijo el ingeniero agrónomo Mariano García, de la Cooperativa Agropecuaria de La Violeta, que describió la situación del campo por la escasez de lluvias.

“La falta de lluvias se siente en el campo”, explicó García. EL NORTE


En el campo no todas son rosas, al menos en el norte de la provincia de Buenos Aires. La preocupación es un denominador común. La falta de lluvias se siente en el campo. Hay incertidumbre por parte de los productores agropecuarios de la zona. La última lluvia intensa se produjo el pasado 25 de mayo en el corredor que une Lima con Rosario, ubicado en la franja del río Paraná, informó el ingeniero Mariano García.

En el inicio del diálogo describió el cuadro de situación por el que atraviesa el hombre de campo: “Estamos sin lluvias generalizada desde el 25 de mayo. Una de las características más importantes es el agua que tenemos almacenada en el suelo. Durante los meses de invierno llueve poco, pero en relación con los años anteriores la cantidad de agua en el suelo no era la óptima. Este año hay menos agua en el suelo. El 25 de mayo cayeron 20 mm, en algunos lugares 30 mm, y eso permitió la siembra de los trigos de ciclo largo. Se sembró un porcentaje menor, un 10 por ciento menos con respecto al año anterior. Para que se siembre menos influyó el precio de los insumos y los valores inciertos del precio del trigo en cosecha”.

Posteriormente García remarcó la fecha del 25 de mayo: “Después de ahí se plantó, no hubo más lluvias, solo algunas lloviznas, muy pocas, dos o tres milímetos que hace que el cultivo vaya avanzando, pero no hubo nada más”.



Después informó sobre lo sucedido en la zona cercana a Arrecifes: “Tuvimos una lluvia importante en el paraje La Sarita entre La Violeta y Arrecifes, que fue una lluvia excepcional. En esa zona cayeron entre 30 y 50 mm, fueron muy buenas lluvias. Otra condición asociada fue el tema del frío, que hizo que los cultivos vengan más lentos y eso se suma a la falta de agua superficial. En zonas donde estaba muy seco se empezaron a ver daños en los trigos en estado de pasto. El frío hace que el desarrollo del trigo venga más lento. El punto de crecimiento está bajo tierra, se dañan las hojitas de arriba y eso se empezó a ver de manera muy leve”.

 “En esta etapa se empiezan a generar hojas, la superficie foliar, se generan macollos que son los que van a generar las espigas, todo esto impacta por la falta de lluvias”, indicó.

 Arveja

Luego se refirió a otros de los cultivos de invierno: “Además, se ve limitaba la siembra de arveja, porque no tenemos humedad superficial para que nazca, hay pocos lotes sembrados tempranos, recién ahora en aquellos lotes donde hay buena cantidad de rastrojos se está sembrando. La superficie de arveja sembrada va a ser marcadamente inferior”.

Ante la consulta sobre cómo va a incidir en los pueblos de esta región, señaló: “Esto va a tener un marcado impacto económico en la región. Los productores usan estos cultivos para financiarse de cara a la cosecha más importante, la gruesa, y con los costos de los insumos tan altos y esta falta de lluvias pone en jaque toda la inversión realizada. A eso hay que sumarle que no se ve pronóstico de lluvias importantes para los próximos días”.



Luego explicó que “estamos en etapa temprana de desarrollo, pero no se ven lluvias importantes, y esto comienza a ser un gran riesgo para todos los cultivos. Uno de los principales insumos que influye son los fertilizantes que se han encarecido, al igual que el petróleo y sus derivados, y además, no son reemplazables porque son nutrientes que se necesitan para obtener los resultados que se buscan. Los suelos se usan desde hace 200 años y hay que reponer los nutrientes de los mismos, entonces de alguna manera hay que reponer los nutrientes extraídos y uno de los insumos necesarios son los fertilizantes”.

Productor agropecuario

En tanto, los productores agropecuarios esperan lluvias, pero también señales claras en un escenario político económico complejo: “Las realidades son diferentes en función de cómo vienen cosechando años atrás, nuestra zona viene muy golpeada, ves realidades muy distintas de acuerdo con el productor con que estés hablando”.

Por otro lado, en las últimas horas se conoció que se encareció el crédito. Frente a esto el ingeniero agrónomo contó: “Hubo buenos créditos en su momento del Banco Nación y aquellos que tenían acceso para poder reemplazar la maquinaria algunos lo pudieron hacer, y ese dinamismo hizo que las ventas se movieran, pero es muy dependiente de la zona en cuestión, nuestra zona viene muy golpeada desde hace bastante tiempo. Había una línea de créditos del Banco Nación que fueron bien utilizadas por aquellos productores que estaban bien. Hoy es fundamental poder acceder a créditos para poder financiarse pero a una tasa razonable. El crédito es necesario para comprar insumos por todo el gasto que tenés que hacer de entrada, porque es complicado hoy sostener los costos de producción”.



Campos con riego

En el tramo final del diálogo se lo consultó sobre el uso de la tecnología de riego: “Los campos que tienen riego son pocos en la zona, y son realmente antieconómicos, muchas veces las empresas semilleras son las que utilizan esos campos. Pero hoy el riego es muy caro, son valores muy importantes para poder amortizar esa inversión. Esta falta de agua va a condicionar la siembra de maíz temprana. El maíz temprano de septiembre es probable que pase de largo y se haga toda la siembra en diciembre. Y esto creo que lo va a complicar al productor, y los ingresos del productor van a estar corridos al invierno del año que viene”.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!