16.7 C
San Nicolás de los Arroyos
sábado, 15 junio, 2024

Edición N° 4810

Estados Unidos: la terrible historia del hombre que fue secuestrado cuando era adolescente y luego fue rescatado del sótano de un vecino

Según los primeros testimonios de la víctima, durante todos estos años, pudo ver a sus familiares por una ventana de la casa de su captor, aunque no podía llamarlos por un misterioso motivo.

Argelia no sale de la conmoción luego de que se conociera el caso de Omar Bin Omran, un hombre de 45 años que fue secuestrado cuando aún era un adolescente y que fue rescatado el fin de semana pasado del sótano de un vecino que vivía a sólo 200 metros de su casa.

El operativo de rescate ocurrió este domingo por efectivos de la Gendarmería Nacional y la víctima reveló algunos detalles de cómo vivió durante 26 años encerrado.

En cuanto Omran salió del sótano en donde lo habían mantenido cautivo, dijo que muchas veces vio a sus familiares pasar por una ventana, pero que no podía hablarles ni llamarlos porque “una fuerza apremiante” dentro de él le impedía acercarse a ellos. Según su relato, esto se debía a causa de un “hechizo” que le había hecho su captor.



Cómo fue el rescate

En 1998, Omran fue secuestrado cuando salió de su casa para ir caminando a la escuela. Luego de su desaparición, la familia realizó la denuncia y se llevó adelante una extensa búsqueda en varios estados del país. Con el pasar del tiempo, sus seres queridos creyeron que el chico había muerto en algún enfrentamiento en la Guerra Civil que Argelia vivía en ese entonces. Sin embargo, la única persona que aún creía que aún estaba vivo era su mamá, que murió en el 2013, sin saber dónde estaba su hijo.

Recientemente, el caso se reabrió a causa de una nueva pista: el hermano del captor de Omran mantuvo una discusión con él por una herencia y publicó en redes sociales que estaba involucrado en un secuestro. La sospecha hacia él no era algo nuevo ya que se lo había acusado de envenenar al perro de la familia. Según los medios locales, una de las hipótesis es que el agresor quiso deshacerse del animal para que no descubra el paradero del adolescente y así no levantar sospechas.

Este hecho fue denunciado a Gendamería Nacional y, ante la insistencia de los familiares, se registró la casa del vecino que quedaba a solo 200 metros. La víctima apareció en un sótano en el que estuvo cautivo desde 1998 y rápidamente fue asistido por los médicos, quienes lo trasladaron a un hospital para una evaluación física y psicológica.

Una foto de la víctima junto a su perro antes del secuestro


El secuestrador de 61 años, cuya identidad no fue revelada, trató de escapar de la Policía en cuanto se dieron cuenta del hecho, pero lograron detenerlo. La fiscalía calificó el hecho como un “crimen atroz” y aseguró que juzgarán al acusado “con severidad”.

Fuente: TN

error: ¡Contenido protegido!