27.3 C
San Nicolás de los Arroyos
miércoles, 19 enero, 2022

Edición N° 3931

FALLO POLÉMICO EN EL TORNEO REGIONAL AMATEUR

Colonial de Ferré ganaba 2-0 el global sobre El Linqueño, pero un ayudante intentó agredir al juez asistente y el partido fue suspendido. Los de Lincoln pidieron la eliminación de su rival y que le den por ganada la serie. El Tribunal de Disciplina, en un fallo polémico, consideró que la agresión no fue tal, y que deberán disputarse los 25 minutos que restan.

El momento en el que el auxiliar de Colonial agrede al asistente.      CAPTURA DE TV.


Aplaudido por muchos, cuestionado por otros tantos. El fallo del Tribunal de Disciplina del Consejo Federal sobre el partido suspendido entre Colonial de Ferré y El Linqueño dejó mucha tela para cortar, sentando un precedente ambiguo en el Torneo Regional Federal Amateur.

En la ida, los de Ferré se impusieron por 2 a 0 como visitantes sobre los de Lincoln, y en la revancha estaban 0 a 0 a los 20 minutos del complemento. En ese momento, el ayudante de campo de Colonial (de apellido Renzi) intentó agredir al juez asistente Gonzalo Roldán, en un ataque de furia tras ser expulsado por el árbitro principal del cotejo. En el video se ve claramente que Renzi le tira una trompada al asistente, que no llegó a destino.

El agresor fue separado por miembros del cuerpo técnico de Colonial, en tanto el asistente corrió hacia la mitad de cancha para reunirse con el resto de la terna arbitral, que finalmente tomó la decisión de suspender el partido porque supuestamente Roldán no estaba en condiciones de seguir.

Tire y afloje

La postura de cada club rozó lo insólito. El Linqueño pidió la aplicación del artículo 75, punto 2 inc. D del reglamento del Torneo Federal Amateur, haciendo responsable de la suspensión al agresor (un ayudante del equipo local), y pidiendo la pérdida de los dos encuentros al Club Colonial, con la consiguiente clasificación del Club Atlético El Linqueño, ya que “producto de la agresión, el árbitro asistente no se encontraba en condiciones de continuar cumpliendo con su tarea”.

Colonial, en su descargo, señaló: “…queremos negar y rechazar en forma categórica los hechos denunciados por el Club El Linqueño, dado que el artículo mencionado carece 1- de sustento fáctico, atento a no corresponderse con los hechos verdaderamente ocurridos, y 2- de sustento jurídico alguno, dado que la aplicación del artículo citado se encuentra aplicado fuera de contexto y sobre la base del agravamiento infundado de los hechos realmente sucedidos ese día, al solo efecto de volcar un resultado deportivo en beneficio de sus pretensiones, al no poder vencer en el juego a su rival…”.

El momento de la agresión. GENTILEZA DIARIO DEMOCRACIA

En otro párrafo, los dirigentes de Colonial expresan que “…el encuentro venía desarrollando absoluta normalidad, salvo algunos evidentes y claras decisiones arbitrales erróneas e Infundadas, desafortunadamente habituales en un partido de fútbol. Ante los clásicos reclamos de la tribuna, en particular con uno los asistentes, comenzó con un ida y vuelta verbal, única y exclusivamente con el juez de línea el Sr. Roldan. El mismo, en vez de actuar como un profesional y desoír a la tribuna, curiosamente generó el juego de responder los cuestionamientos arbitrales con palabras subidas tono claramente provocativas. Llegado los 20 minutos del segundo tiempo luego de otro erróneo y evidente fallo arbitral como Juez de línea, el árbitro principal a pedido de este procede expulsar del cuerpo técnico de colonial al Sr. Renzi, el cual enojado por dicha resolución corre hasta el juez de línea Sr. Roldan a hacerle su reclamo y pedirle revea la petición y ello traduce como un “intento de agresión”.

El club local en su descargo volcó la culpa sobre los árbitros. Mencionó los errores, la incitación a la violencia de parte del asistente y definió como “reclamo” la trompada que tiró Renzi. Insólito.

Resalta que no hubo agresión “real y concreta”, y que el asistente estaba en condiciones físicas y psicológicas de continuar con el partido, ya que la revisión a la que fue sometido luego por el médico arrojó que no tenía ningún tipo de impedimento.

Hasta la atención de los médicos fue un tema de tire y afloje, porque en un principio el asistente fue atendido por el médico de El Linqueño, que fue el primero en auxiliarlo y señalar que Roldán no estaba en condiciones de seguir. Luego, al ser revisado por el médico local, la historia era bien distinta.



La desesperación ciega por querer quedarse con la serie llevó a que los descargos hayan sido de tamaño bochorno. Quizás esa haya sido la razón de semejante fallo del Tribunal de Disciplina, que determinó que el partido se siga jugando, descartando el informe arbitral y sentando un peligroso precedente, que se contradice con otros fallos que se tomaron en situaciones similares.  

El Tribunal determinó que los 25 minutos restantes se jugarán este domingo 2 de enero a las 17.00 en dos tiempos de 13 y 12 minutos, respectivamente, y a puertas cerradas. Colonial deberá hacerse cargo del traslado y estadía de la delegación de El Linqueño, y además pagar una multa de 100 entradas generales durante dos fechas. Como la trompada del auxiliar no fue certera, el partido continuará.  

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!