23.4 C
San Nicolás de los Arroyos
sábado, 1 octubre, 2022

Edición N° 4188

FALTANTES, SOBREPRECIOS, ESTAFAS Y VIAJES A PARAGUAY, EN LA ODISEA DE CONSEGUIR CUBIERTAS

EL NEGOCIO DE LAS CUBIERTAS

El faltante de cubierta en nuestra ciudad sigue y las que se pueden conseguir vienen a precios exorbitantes, lo que suma crisis para el sector y un drama para aquellos que ya deben cambiarlas. En los últimos tiempos se han registrado estafas a los que pensaban que hacían el negocio de sus vidas comprándolas muy baratas por internet y otros nicoleños optan por viajar al triple frontera y venir de Paraguay con las cubiertas nuevas.

Germán Rodríguez
redaccion@diarioelnorte.com.ar



Hoy en día cambiar el neumático del auto, camión o cualquier vehículo en nuestra ciudad, o el resto del país, es muy difícil, no hay oferta y no se consiguen ni primera ni segunda marcas. Se está importando poco o nada y los stocks se fueron agotando. Cierta medidas prácticamente no se consiguen, básicamente lo que tiene que ver con cubiertas especiales para camiones o tractores, que no hay y las demoras en la reposición pueden llegar hasta los tres o cuatro meses.

La situación se generó por las trabas en las importaciones, sobre todo en las medidas con mayor demanda. Como consecuencia, también hay grandes subas de precios, las cuales llegan hasta el 70% en lo que va del año.

En la Argentina más del 80% de los neumáticos provienen del exterior, porque localmente sólo producen tres empresas: Fate, Pirelli y Bridgestone, las que cubren menos del 20% restante.



La mayoría de los neumáticos que se consumen en el mercado local no son de origen nacional, debido a estrategias de las compañías fabricantes multinacionales.

Cuando un nicoleño pide una cubierta especial debe esperar un periodo de tiempo y después pagar a precios exorbitantes, lo que ha llevado a muchos a intentar conseguirlas de “otra manera”.

En páginas de Facebook aparecen cada tanto ofrecimientos de venta de cubiertas a precios sumamente económicos y se muestran como oportunidades imperdibles.

La trampa es que son cubiertas nuevas, pero lo que los desprevenidos compradores no saben es que las cubiertas vienen con fecha de fabricación y estas tienen cinco años a que el caucho se venza sino se usa. Cuando uno compra una cubierta vencida compra un problema. Las mismas se venden más baratas porque ya están fuera de su fecha, se venden como si fueran actuales y en realidad es lo contrario. Generalmente se ofrecen por Facebook en algunas páginas, de hecho en muchas populares, “Uno entra en la página, las paga entre $35.000 y $40.000 una cubierta que sale $100.000 pensando que es un negoción y todo lo contrario porque además de que no son de primera línea vienen vencidas, lo que la mayoría desconoce por más que se vean nuevas. El que no sabe la compra contento. La mayoría son chinas y el costo del proveedor, al ser vencidas, las paga $20000 y las revende casi al cien por ciento por lo que es un negocio redondo que termina afectando al comprador final que cree que hizo una gran inversión, lo que me pasó a mí y muchos nicoleños”, contó a nuestro medio Edgardo, víctima de esta estafa y en la que cayeron otros tantos, pero que al ser una venta básicamente en negro y a mano con un tercero, sin facturas de por medio ni nada, no es fácil denunciar. Por eso es importante pedir que venga con fecha actual, lo que se puede ver al borde de las cubiertas.



El viaje

Acá en San Nicolás una cubierta estándar, para una camioneta está en $104,000 por lo que muchos elijen viajar a cataratas, a la frontera con Paraguay. El primer problema es que no se consiguen, las mandan a pedir, pero aquellos que viajan a las frontera las consiguen a $30,000 colocadas más $10.000 que se le da al que hace el negocio de cruzarlas, pagándose $160.000 aproximadamente 4 cubiertas nuevas, por lo que la diferencia es tan grande que muchos deciden viajar.

“Para cruzar la frontera a Brasil solo se pide el DNI, no se pide ni la documentación del auto. De ahí se pasa a la frontera a Paraguay y como el cambio todavía no perjudica hoy no hay tanta gente comprando ropa, en realidad es al revés, ahora la mayoría compra acá por conveniencia. Apenas se cruza hay unas 30 gomerías en un radio de diez cuadras ya que muchos van a hacer ese negocio, prácticamente una al lado del otro, que ofrecen cubiertas de distintos rodados, una de las más caras se consigue por 60 dólares y de primera marca 100 dólares”, contó su experiencia Manuel quién realizó el viaje ahorrando una importante suma de dinero. “Para la vuelta me lleve un poco de tierra de Misiones en una bolsa ya que en el cruce al Paraguay, te ofrecen el servicio en el que te borran la pintura, se le sacan algunos pelos de la cubierta y te la ensucian con esa tierra. A la vuelta pasé por la frontera de Paraguay a Brasil, de ahí fui a las cataratas brasileras, me saqué un par de fotos como si estuviera de turista, por si te paran ya que los únicos que revisan son en la aduana argentina. Te miran las chapas patentes los de la Afip y estaba listo a que si me paraban debía decir que había ido al complejo de cataratas y por las dudas ya tenía unas fotos. Eso no me paso y para cuando volví a San Nicolás me había ahorrado $260.000 y de paso vacacionado”, explicó sobre como hizo a la vuelta para evitar problemas.



Desesperante

Según el informe anual de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeac) sobre los costos del rubro durante 2021, los neumáticos fueron los insumos que más aumentaron: tuvieron una suba del 103.7%, récord histórico en la actividad.

Desde julio de 2020 se empezó a notar el desabastecimiento. Al inicio se debió al efecto de la pandemia, ya que tanto la fabricación nacional como las importaciones se vieron afectadas. Pero esa desaceleración de ingresos se fue profundizando desde ese entonces.

En nuestra ciudad desde las casas de venta de neumáticos comentan a EL NORTE que la situación es desesperante y cada vez que llega un envío lo hace con  importantes aumentos y las marcas más requeridas no tienen stock, permaneciendo hasta varios meses con faltantes en productos de mayor salida (medidas de 15, 16, 16 y 18 pulgadas).



La situación que se vive en esta industria afecta a todo el país. Fate cubre el 20 por ciento de la demanda de Argentina pero por más que esté la fábrica acá, los insumos son de afuera y entran a cuentagotas por el tema del dólar. Eso hace que se agudice más el problema. Las gomerías” en nuestra ciudad que compran cubiertas a los distribuidores oficiales se encuentran con que los mismos las están restringiendo para el consumo de sus clientes, sufriendo así en la cadena de distribución.

Precios imposibles

Los problemas los sienten desde Michelin, Goodyear, Continental- e incluso de las marcas asiáticas (Yokohama, Kumho, Hankook), hasta las nacionales, además de Fate, Firestone y Pirelli.

También se borran las diferencias de precios: históricamente, la brecha de precios entre los neumáticos según marca y origen era la siguiente: los de origen nacional costaban entre un 30 y 35 por ciento menos que los importados de primera marca, en tanto que, los provenientes de China y Corea del Sur, los más accesibles, se posicionaban entre un 40 y hasta un 50 por ciento menos. Ahora, ante la falta de oferta la brecha se acortó y las ruedas que siempre se caracterizaron por ser las más económicas están apenas un 15 por ciento por debajo de lo que cuesta una importada.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!