FIESTAS CLANDESTINAS Y ACTAS POR CIRCULACIÓN

LA OTRA PANDEMIA

Personal policial debió desarticular siete encuentros y a su vez, se labraron más de 100 actas por circular fuera del horario permitido.

Personal policial de la PIP (Patrulla Intervención Departamental), tuvo mucho trabajo el pasado fin de semana, en especial con las fiestas que se realizan a pesar de su prohibición.

El oficial Juan Pablo Robledo dijo que las mismas continúan: “Se dieron siete fiestas clandestinas, sumadas a dos más que tuvieron lugar en Pavón. Fueron desarticuladas con importante cantidad de gente”.

Las denuncias llegan al 911 y en algunos lugares, la camioneta y móviles policiales no pueden ingresar, pero son las motos las que intervienen, destacando el nuevo equipamiento que se sumará para mayor prevención. “Aparentemente llegarán siete motos a nuestra ciudad. Estamos contentos y las esperamos para mayor patrullaje y la prevención que necesita el ciudadano”, finalizó el jefe de la PID.

El director de Prevención y Seguridad Ciudadana del Municipio, Dr. Javier Garceche, se mostró con mejor ánimo porque el número de fiestas clandestinas, durante el fin de semana, se redujo de manera considerable. A su vez, se labraron más de 100 actas a personas que circulaban luego de las 20 horas sin el permiso correspondiente.

Por otra parte, durante el fin de semana se registraron varias intervenciones por hechos de violencia de género e intrafamiliar. “Es algo que desde el inicio de la pandemia fue creciendo, y que nos preocupa. Este fin de semana hubo muchas denuncias por violencia hacia mujeres, o de padres a hijos, también por hijos que se van de sus hogares tras alguna discusión, o problemas familiares”, resumió Garceche.