15.2 C
San Nicolás de los Arroyos
lunes, 8 noviembre, 2021

Edición N° 3861

FIN DE SEMANA COMPLICADO

VILLA CONSTITUCIÓN



El robo de automotores se destacó en el fin de semana villense. Le robaron un Renault Kwid al escritor y coordinador de la Escuela de Oficios y Saberes (EOS), Aníbal “Yu’í” Páez y a su esposa, la docente Gabriela Sosa.

El Reanault Kwid apareció en Gobernador Gálvez. WEB

En la madrugada del viernes un matrimonio llegó a su casa en su Renault Kwid y delante de ellos se estacionó otro vehículo del cual descendieron dos sujetos. Exhibiendo un arma de fuego los desconocidos obligaron a las víctimas a descender del auto y se lo llevaron. El sábado la Policía lo encontró abandonado en Villa Gobernador Gálvez.



Dos delincuentes armados asaltaron en la madrugada del viernes al periodista, escritor y coordinador de la Escuela de Oficios y Saberes (EOS), Aníbal “Yu’í” Páez y a su esposa, la docente Gabriela Sosa. Los malvivientes interceptaron el automóvil en el que se movilizaban las víctimas, en barrio Jardín, las obligaron a descender y se llevaron el vehículo, un Renault Kwid Iconic, el cual fue encontrado el sábado por la mañana en Villa Gobernador Gálvez.

 “Este fue el final de la película, una película de suspenso”, bromeó Páez cuando regresaba de la Comisaría 25ª de Villa Gobernador Gálvez, aun sin el auto porque debían realizarle algunas pericias más de las que a esa altura le habían efectuado, pero con la tranquilidad de saber que su vehículo fue recuperado.

En cuanto al asalto, relató: “veníamos de Empalme, nosotros vivimos en barrio Jardín, entramos por la calle principal, después de la segunda cuadra está la rotonda, ahí tomamos Milán que es paralela a Roma, que es la principal. Y cuando paramos frente a nuestra casa nos pasa un auto que se frena adelante, no cruzado, sino adelante, en paralelo”.

Páez admitió que en principio no sospechó que podría tratarse de un atraco. “Cuando vi que dos personas se bajaban del auto supuse que estarían buscando alguna casa, que preguntarían por alguna dirección. Uno jamás se va a pensar que le va a pasar una cosa así”.



Amenazados

 “Se bajan dos personas -indicó el periodista-, una se viene hacia mí, la otra va hacia el acompañante. Yo venía con mi señora, a mí me dice: `Bajate del auto. No quiero hacerte daño, quiero el auto’”. El desconocido “tenía un arma, no me encañonó, sino que me mostraba el arma de forma amenazante”, detalló.

 “Entonces, ahí ya me abrió la puerta o yo habré abierto, no sé, no recuerdo bien eso. Y el otro va del lado de mi señora y trata de sacarle el bolso; ella tenía el bolso en bandolera, entonces no le fue fácil. Ella le dijo: ‘Estoy enferma y en el bolso solo tengo documentos. Y el de mi lado, ya a esa altura me sacó y se sentó en el volante. Yo no tuve tiempo ni de sacar la llave, nada. Fue cosa de un minuto. Y el que subió de mi lado, le dice al otro: ‘¡Vamos, vamos!’. El otro sube y se van con los dos autos”, reseñó Páez.



“Parece un chiste”

 “¡Me robaron el auto!, le digo a mi señora. Ya parece un chiste, ¿no? que a uno le caiga la ficha así. Que te ocurra frente de tu casa, en un barrio tranquilo, es increíble”, expresó asombrado. En cuanto al auto en el que se movilizaban los malvivientes no pudo dar mayores precisiones, salvo que estaba seguro que no era ni Volkswagen, ni Ford ni Peugeot y que tenía “una cola redonda, grande”. Sobre los asaltantes estimó que “eran jóvenes”, pero tampoco pudo señalar otros rasgos distintivos.



Abandonado

Minutos después del asalto Páez radicó la correspondiente denuncia en la Comisaría 1ª, y el sábado a la mañana le comunicaron desde Villa Gobernador Gálvez que habían encontrado abandonado el automóvil. “Recibieron un pedido de secuestro y salieron a buscar el auto, y lo encontraron. Lo llevaron a la Comisaría 25ª y ahí estuve hasta cerca de las 13.30. Empecé todos los trámites, primero tenían que hacerle una pericia externa, otra interna y después el fiscal tiene que decidir si lo libera o queda para más pericias”, contó el sábado por la tarde cuando regresaba esa ciudad.



Fiat Duna

Un automóvil Fiat Duna blanco fue sustraído cuando se encontraba estacionado en inmediaciones de Bolívar y San Juan mientras su propietaria se encontraba en un gimnasio de la zona. El robo del vehículo ocurrió en la noche del jueves entre las 21.30 y las 22.30. Fue el primero de los dos robos de autos acontecidos en la misma noche, aunque en este caso los delincuentes se lo llevaron sin necesidad de amenazas.

 “Estaba en el gimnasio por Bolívar y San Juan. Salgo del gimnasio a las 10 y media de la noche y al auto no lo encuentro. Fui e hice la denuncia”, contó la víctima, Camila Luciana Ruinetti. El vehículo es un Fiat Duna modelo 99, blanco con llantas negras. Patente BCG 722. Después me entero que robaron otro auto en barrio Jardín. El auto supuestamente estaba seguido por un Siena verde y es la única información que me dan, tengo que esperar”, agregó.

En cuanto a la investigación, Ruinetti indicó que la Policía le informó que “están revisando todos los tipos de cámara que haya en el Chapuy (Presidente Perón), para ver hacia qué localidad se fue el auto”. Asimismo, la joven pidió la colaboración de posibles testigos para ampliar la denuncia. “Si alguien tiene algún dato, 3364393220 es mi número de teléfono”, detalló.

spot_img

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!