FISCAL MARCANTONIO: “FUE IMPORTANTE EVITAR QUE SE FILTRE LA INFORMACIÓN”

Como consignó EL NORTE en su edición de ayer, se realizó un impresionante operativo antidrogas de manera simultánea en San Nicolás y Rosario, a raíz de una investigación iniciada en mayo por la fiscal Verónica Marcantonio por venta de estupefacientes. En diálogo con el programa radial “Pila y Media”, la fiscal dio detalles de los allanamientos y las detenciones efectuadas en ambas ciudades.

Como consignó EL NORTE en su edición de ayer, se realizó un impresionante operativo antidrogas de manera simultánea en San Nicolás y Rosario, a raíz de una investigación iniciada en mayo por la fiscal Verónica Marcantonio por venta de estupefacientes mediante la modalidad “delivery” en un domicilio de calle Dámaso Valdés.

Las escuchas telefónicas llevaron a dar con los “proveedores” de los nicoleños, oriundos aquellos de la ciudad de Rosario, y el operativo fue tomando tal dimensión que terminó siendo encabezado por el ministro de Seguridad Bonaerense, Sergio Berni, y el Grupo Halcón.

En diálogo con el programa radial “Pila y Media”, la fiscal que intervino en la investigación, Dra. Verónica Marcantonio, explicó cómo se originó la misma: “Todo surge de un dato que trae la Delegación de Drogas Ilícitas por parte de un vecino que denunciaba que Claudia González y su hijo Leonel Rivero, que viven por Dámaso Valdés, comercializaban estupefacientes al narcomenudeo, que es nuestra competencia, en su domicilio y como delivery. Ahí se da comienzo la investigación, se efectúan tareas de campo, trabajos de inteligencia, intervenciones telefónicas con las que dedujimos que los proveedores eran de Rosario. Se solicitan intervenciones telefónicas a los mismos y con todo el material probatorio se pidieron las detenciones y los allanamientos al Dr. Parodi, que es el juez de Garantías interviniente. Se hacen tres operativos en San Nicolás y tres más en Rosario, atentos a que teníamos determinado que uno de los rosarinos tenía un domicilio acá también, en calle Rondeau”.

Allanamientos

Los resultados fueron sorprendentes y el operativo efectuado en una zona de alta peligrosidad de la ciudad vecina tuvo un despliegue inusitado, con efectos altamente satisfactorios. “En nuestra ciudad se secuestró cocaína fragmentada y lista para la venta. La detenida recibía la cocaína de Rosario, la estiraba, la fraccionaba en bolsitas, estas se pesaban y se vendían al consumidor”, explicó Marcantonio respecto a los allanamientos en nuestra ciudad.

Los realizados en Rosario terminaron con la detención de los cabecillas de la banda, identificados como los hermanos Villalba (de 26 y 34 años), más otro hombre de apellido Altamiranda, de 37 años, con domicilio en ambas ciudades.

“En el operativo en Rosario estuvo presente el ministro de Seguridad Sergio Berni comandándolo. Era un lugar muy peligroso donde hacia días se había producido un homicidio vinculado a las drogas, por eso era importante determinar las fuerzas a desplegarse. Estuvo presente el Grupo Halcón y más de 200 policías, entre los que estuvimos nosotros que iniciamos la investigación, pero entendiendo que esto nos excedía por la complejidad y la peligrosidad de la zona y los involucrados. De hecho, se secuestraron numerosas armas de guerra. Los policías que participaron eran de San Nicolás y el resto personal de la provincia de Buenos Aires. Había que garantizar la seguridad con fuerzas especiales que sepan irrumpir e intervenir sin ser descubiertos. Fueron 220 efectivos policiales especializados para entrar en estos lugares sabiendo que hay muchas medidas de seguridad, como los ‘soldaditos’ que avisan. No hubo enfrentamientos gracias al buen trabajo de las fuerzas que participaron. Los detenidos no tuvieron posibilidades de resistencia porque fueron sorprendidos gracias a la profesional labor de los efectivos policiales”, destacó la fiscal.

Respecto al manejo de la información dijo: “Es importante lograr que no se filtre la información, siendo celosos de los datos que se manejan entre muy pocas personas, porque de descubrirse o filtrarse la misma se pueden arruinar meses de trabajo operativo. El ministro Berni manejó una logística importante para preservar la información del lugar”, expresó la fiscal.



Cifras sorprendentes

En los domicilios allanados se secuestraron 11 ladrillos de cocaína por un peso que supera los 10 kilos, y otros 8,5 kilos de marihuana, además de material de embalaje, balanzas, armas de todo tipo, chalecos antibalas, 30 plantas de marihuana, teléfonos celulares y dinero en efectivo.

Los detenidos fueron Gonzalo Ezequiel Villalba, a quien le incautaron 11 lotes de cocaína, un revólver calibre 38, un Handy, elementos de recorte y envases de químicos de estiramiento. También se detuvo a Julio César Villalba y a Juan Ramón Altamiranda, a quien le secuestraron una pistola calibre 40, tres lotes y medio de marihuana, varios envoltorios de la misma sustancia, una bolsa con cogollos, 500 dólares, un rifle calibre 12 y una escopeta calibre 16.

A Claudia Patricia González, también detenida, se le secuestraron 37 envoltorios de cocaína, una balanza y dos celulares. El último aprehendido fue Diego Omar Fuentes, a quien le incautaron 30 plantas de cannabis sativa por un peso de 15,5 kilos.