13 C
San Nicolás de los Arroyos
lunes, 24 junio, 2024

Edición N° 4819

FÓRMULA 1 TOTAL BLACK: LOS EQUIPOS USAN UN VIEJO RECURSO PARA SER MÁS RÁPIDOS

Fórmula 1 Total Black, en las presentaciones de los nuevos monoplazas se destacó la ausencia de pintura en las carrocerías. La primera carrera será el 5 de marzo en Bahréin.

Fórmula 1

Cuando la Fórmula 1 ponga primera en Bahréin el 5 de marzo, habrán pasado 105 días desde que Max Verstappen consiguió su 15° victoria y reafirmó su poderío en el año de su bicampeonato. El desafío de destronar a Red Bull obligó a las escuderías a pensar varias estrategias que no solo involucran el aspecto técnico de sus autos.

Las presentaciones de los nuevos monoplazas tuvieron en común carrocerías con menos pintura y más fibra de carbono expuesta, un viejo recurso para perder peso y, como consecuencia, tener coches más veloces en la pista.

La idea no es nueva. En 1934, el austríaco Alfred Neubauer convirtió los autos blancos de la alemana Mercedes Benz en los las Flechas de Plata. No fue por una cuestión estética sino deportiva: por recomendación de su piloto Manfred von Brauchitsch, ordenó sacarle la pintura al W25 para llegar al peso limitante de 750 kilos que exigía la mítica carrera Eifelrennen. En ese momento, dejó expuesto el aluminio del chasis y el resultado fue la victoria.



“Cuando miras de dónde viene la historia de las Flechas de Plata -recordó Toto Wolff, el jefe de Mercedes, en la presentación del W14-, esa vez el auto era blanco y tenía sobrepeso, parecido a nosotros el año pasado, y ellos rascaron la pintura y quedó al desnudo el aluminio ,y el auto logró el peso”.

“Así que volvimos a eso. Realmente tratamos de quitarle peso al auto en cada parte y, por lo tanto, en el lado de la pintura. Dejando el auto en carbono mate, por lo que la historia se repite. Solo que en este caso es un material moderno, carbono y no aluminio, y es negro”, añadió.

Años después

Noventa años después de la decisión revolucionaria de Neubauer, el negro gana terreno en las carrocerías de los más seguros pero así también voluminosos autos de la F1. No porque haya un peso limitante como entonces, sino porque un coche menos pesado es uno más veloz.

Así, Mercedes dejó atrás el plateado para volver al color que usó en 2020 y 2021; el naranja de McLaren, año a año, cede más terreno; y hace rato que las Ferrari no son ciento por ciento rojas. El fenómeno no les escapa a los equipos más chicos, como Haas y Alfa Romeo, que se sacaron de encima el blanco de la última temporada y ahora tienen como color predominante el negro.



Williams, por ejemplo, optó por otra opción: cambió el azul brillante por uno mate porque el brillo exige compuestos metálicos que, claro, otorgan más peso. Y, aunque no hace falta remarcar que lo importante no es lo estético, en la F1 cada gramo cuenta.

error: ¡Contenido protegido!