15.4 C
San Nicolás de los Arroyos
domingo, 19 septiembre, 2021

Edición N° 3811

Golf: “Los socios nos han apoyado mucho”



Ernesto Ballestero, presidente del San Nicolás Golf Club, contó cómo fue este “segundo regreso” de la actividad, tras la nueva habilitación de los deportes individuales que se dio en la última semana. “El protocolo se cumple a rajatabla”, contó el arquitecto.

La reanudación de la práctica de deportes individuales en la ciudad trajo alivio a muchos sectores golpeados por la pandemia. Más allá de la actividad deportiva en sí misma y la necesidad de llevarla a cabo para mantenerse saludable, la situación económica de profesores, entrenadores y subcomisiones de clubes tendrá aunque sea un respiro. Días atrás, dialogó con el programa “La Deportiva” (Radio U 89.9) el arquitecto Ernesto Ballestero, presidente del San Nicolás Golf Club, para contar cómo fue este nuevo retorno de la actividad. “Ya habíamos largado antes y tuvimos que cerrar estas últimas semanas, pero gracias a Dios a partir del lunes pudimos volver a abrir, así que estamos contentos”, comentó el directivo. “En principio se abriría de lunes a viernes, pero me comuniqué con el director de Deportes (NdR: Sebastián Degano), y quiero agradecerle muchísimo lo que ha puesto para trabajar, así que me informó que podíamos abrir de lunes a lunes. Nosotros tenemos 40 hectáreas de campo abierto y forestado, en donde no tenemos ningún tipo de inconveniente, es un deporte individual, se puede jugar de a cuatro con mucho distanciamiento y con la salida cada 15 minutos, y por supuesto con todo el protocolo que firmamos oportunamente. Ahora se ha flexibilizado un poco más la situación con respecto a que en su momento solo podían jugar los socios residentes en San Nicolás, y esta vez nos autorizaron a que puedan venir los socios de Ramallo y Villa Constitución”, amplió Ballestero.

Recaudos
“Se ingresa al club con el tapaboca; al momento de salir a jugar uno se lo saca, pero luego vuelve a ponérselo cuando termina. También nos han autorizado a utilizar la casilla de palos para poder dejar nuestros elementos en el club, algo que antes no se nos permitía. No nos podemos sentar en los bancos, no se usan los bebederos, no podemos tocar el asta bandera, se ha puesto un suplemento para que cuando la pelotita ingresa al hoyo no caiga hasta el fondo, no podemos tocar la pelota de otro jugador, si se encuentra una pelota en la cancha no se puede tocar… Es decir que se mantiene todo el protocolo tal cual lo había redactado oportunamente la Asociación Argentina de Golf. También por supuesto avalado y con algunos cambios la Federación a la cual pertenecemos, y nosotros también presentamos nuestro protocolo y fue aprobado, con algún cambio. Ahora por ejemplo la cantina no está habilitada, solo se puede hacer el famoso ‘take away’. Todo se cumple a rajatabla”, puntualizó el dirigente.
Cada “salida” de juego se hace ahora cada 15 minutos y hasta de a cuatro personas, siempre manteniendo un distanciamiento.

“Cuando más se junta gente es el fin de semana, los sábados, ahí tenemos horarios de salida a partir de las 8 de la mañana hasta las 10, y luego de 12 hasta las 14.30. Todavía no hay torneos porque no nos permiten, es solo ir a entrenar”, comentó luego.En cuanto al apoyo de los asociados, Ballestero contó: “En lo económico la gente ha seguido pagando la cuota, hubo muy buena voluntad y predisposición de los socios, nadie se quejó, inclusive aquellos que no pudieron venir cuando nos autorizaron a jugar (los que viven en Ramallo y en Villa Constitución) siguieron abonando sin hacer cuestionamientos. La verdad no tenemos muchos socios, son 90 más o menos los activos, pero nos han acompañado en estos momentos difíciles”. En ese sentido, apuntó: “Mantener una cancha es muy costoso. Hay que hacerle tratamiento a los greens y eso requiere de fertilizantes, nutrientes y demás, aireación con una máquina especial que nos manda la Federación y por supuesto hay que pagarla, hay que ponerle determinados fertilizantes… hay que gastar en muchos insumos, el combustible para el tractor, las máquinas rastrilladoras de búnkeres… Todo eso se requiere, pero el socio se ha comportado muy bien, y nosotros tenemos algunos recursos extraordinarios que percibimos como la cartelería publicitaria y todo eso que nos ha ayudado mucho. Además hay socios que colaboran, que tienen empresas y nos dan una mano con materiales”.

ÚLTIMAS NOTICIAS

error: ¡Contenido protegido!