31.8 C
San Nicolás de los Arroyos
sábado, 22 enero, 2022

Edición N° 3936

HARVARD DERRIBA EL MITO DE BAÑARSE TODOS LOS DÍAS

ESTUDIO DE HARVARD

Los expertos de Harvard derribaron el mito de que bañarse todos los días evita enfermedades con un estudio recientemente publicado. Robert H. Shmerling, miembro actual de la Facultad de Medicina de Harvard compartió un artículo denominado “Bañarse diariamente, ¿es necesario?”.



La creencia popular es que para mantener la higiene  corporal y evitar contagios es necesario bañarse todos los días. De ducha o de inmersión. El paso obligado por la bañera sería la forma de asegurarnos un cuerpo limpio y sano.

Sin embargo, el baño diario no es tan beneficioso como se cree. Según un estudio de la Universidad de Harvard, las contras pueden superar a las cosas a favor.

Robert H. Shmerling, los pro y contras de bañarse

Robert H. Shmerling, miembro actual de la Facultad de Medicina de Harvard, publicó en la ‘Harvard Health Publishing’ las conclusiones de las comparaciones que hizo entre lo bueno y lo malo de bañarse todos los días. Y sorprendió comprobar que son menos las cosas positivas que las negativas.

De acuerdo a sitios especializados, los habitantes de países como Argentina, Colombia, Estados Unidos o Brasil suelen ducharse todos los días. 

Esto es contrario a lo que sucede en China, donde lo hacen dos veces por semana. Asimismo, esta cuestión tiene que ver con un tema de costumbre más que de higiene. De hecho, el investigador explica por qué el baño diario podría no ser del todo un hábito saludable.

En general se considera un “mal hábito” no bañarse todos los días. Muchas personas creen que evitar ducharse podría conllevar a contraer enfermedades o bacterias por la acumulación de mugre.

Lejos de esta teoría, un experto de la Universidad de Harvard señaló algunos efectos adversos para la salud que podría traer las duchas diarias y prolongadas.

Antecedentes de la Universidad de Columbia en 2018

Ya en 2018, otro estudio también iba en ese sentido. La investigación de la Universidad de Columbia, en Estados Unidos, reveló hace tres años que bañarse todos los días no es lo ideal para el cuerpo humano, debido a que  la piel pierde sus aceites naturales, generando resequedad en la dermis.

BENEFICIOS DE BAÑARSE A DIARIO

– Evitar mal olor corporal. Aunque esto varía mucho de cultura a cultura, para algunas personas es importante oler bien para ejercer relaciones laborales o personales.

– Ayuda a despertarse. Cuando una persona se baña en la mañana es más propensa a estar activa durante el día.

– Elimina los olores y la transpiración de las rutinas de ejercicio: la ducha permite remover el sudor.

– Otorga una sensación de frescura.

Por otra parte, el experto señala que esta costumbre de limpieza, en parte está influenciada por el consumismo. 

“¿Alguna vez ha notado que las instrucciones en las botellas de champú a menudo dicen ‘hacer espuma, enjuagar, repetir’? No hay una razón convincente para lavarse el cabello dos veces con cada ducha, pero se vende más champú si todos siguen estas instrucciones”, resaltó el investigador

¿POR QUÉ UNA DUCHA DIARIA PERJUDICA LA SALUD?

En este punto, el experto dice que “la piel normal y sana mantiene una capa de grasa y un equilibrio de bacterias ‘buenas’ y otros microorganismos, que son eliminados al lavar y restregar, especialmente si el agua está caliente”.

Esto puede generar en el cuerpo varias reacciones, como piel irritada, agrietada o reseca.

Por su parte, cuando a piel está tan expuesta puede provocar que la barrera que la protege se debilite, esto facilita la entrada de bacterias y alérgenos que, posteriormente, generan infecciones o reacciones alérgicas. A esto se le suma que el uso de jabones antibacterianos puede alterar el equilibrio del pH natural de la dermis.

Shmerling enfatiza en que este hábito puede afectar el sistema inmune y la respuesta de este frente a ciertos patógenos, porque la limpieza absoluta le impediría a las baterías buenas del organismo trabajar y fortalecerse. De hecho, “algunos pediatras y dermatólogos no recomiendan los baños diarios para los niños”.

“Si bien no existe una frecuencia ideal, los expertos sugieren que ducharse varias veces por semana es suficiente para la mayoría de las personas”, explicó Shmerling.

Lo que sí se recomienda con exactitud el experto es que lo ideal es intentar reducir el tiempo de baño a 3 o 4 minutos y que, durante este lapso de tiempo, se dedique con rapidez a limpiarse bien la ingle y las axilas.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!