HIDROVÍA: PORTUARIOS AMENAZAN CON UN PARO SI NO SE RESUELVE EL TRASPASO DE LOS TRABAJADORES

Se buscan respuestas para los 800 trabajadores sobre el traspaso, pago de indemnizaciones, el cumplimiento del convenio y la estabilidad laboral tras la finalización de la concesión de la Hidrovía. La reunión convocada por el Ministerio de Trabajo será el 25 de agosto.

Juan Carlos Schmid

El titular del Sindicato del Personal Embarcado de Dragado y Balizamiento (SIPEDYB), Juan Carlos Schmid, confirmó este jueves su asistencia el próximo miércoles 25 a la audiencia convocada por el Ministerio de Trabajo, de la que participarán también la Administración General de Puertos (AGP) y la empresa Hidrovía S.A., y anticipó que, de no obtener “respuestas concretas” lanzará una medida de fuerza con cese de actividades.

El sindicalista busca respuestas para 800 trabajadores sobre el traspaso, pago de indemnizaciones, el cumplimiento del convenio y la estabilidad laboral tras la finalización de la concesión de la Hidrovía.

“No hay señales de un escenario claro. Se acerca la fecha de finalización de la concesión en la Hidrovía Paraná-Paraguay, prevista para el 13 de septiembre, y a partir de esa fecha la Administración General de Puertos será la responsable de mantener la operatividad de dragado y balizamiento de los 1300 km de vías navegables desde Confluencia km 1.239 hasta la salida al océano”, explicó el sindicalista, que conduce también la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT).

Schimid sostuvo así que “las idas y vueltas relacionadas con esta definición hacen que los trabajadores de la empresa representados por nuestro sindicato sean sometidos a la falta de certezas sobre su relación laboral”, y resaltó que “todavía ninguna autoridad les ha manifestado cómo serán contratados en la nueva etapa, cómo se procede a su desvinculación y pago de las indemnizaciones de Ley”.

Los ministerios de Trabajo y Transporte, mediante Acta Compromiso del 2 de Marzo de 2021 garantizaron que no se producirá ningún despido, pero “las demoras y los rumores no dejan claro cómo se organizará la prestación del servicio y en su consecuencia la efectiva continuidad de la relación laboral y el pago de los Salarios de cerca de 800 empleos”, señaló Schmid.

“La situación tiende a empeorar debido a la bajante extraordinaria del nivel de las aguas se agravará en las próximas semanas, según el sistema de información y alertas hidrológicas del Instituto Nacional del Agua, por lo que no se debe interrumpir en ningún momento el dragado y balizamiento”, concluyó el sindicalista.