20.3 C
San Nicolás de los Arroyos
sábado, 6 noviembre, 2021

Edición N° 3858

ING. ALEJANDRO CAPRIDI: HISTORIA DE UN EMPRENDEDOR RAMALLENSE



El ingeniero Alejandro Capridi pasó por diferentes etapas de su vida hasta consolidar una empresa que materializó esta semana una inversión de $ 150 millones. Se trata de Tropfen, una empresa local del agro que inauguró sus nuevas instalaciones en Pergamino.

El ingeniero Capridi fue dando diferentes pasos en su vida, y hoy Tropfen se ha transformado en una empresa que trabaja en otros países como Chile, Bolivia, Paraguay y Uruguay, y a la espera de comenzar su operatoria en Brasil. Capridi es un emprendedor, hace cinco años decidió dejar la zona de confort que tenía en una empresa multinacional de insumos agropecuarios para crear su propia compañía. Decidió jugar fuerte, y apostar por la Argentina. Más allá de los gobiernos y las idas y vueltas que tiene el país hoy, la compañía crece y se proyecta pensando hacia el futuro. Nació y creció en Ramallo, estudió en la escuela y en la universidad pública, se emociona este ramallense de ver el camino que está transitando y señala que nunca es tarde para emprender cuando se tiene un proyecto. Además, impulsa a los jóvenes a que emprendan y que tengan proyectos.



La empresa

La empresa Tropfen invirtió 150 millones de pesos para su nuevo centro de logística y oficinas comerciales situado en un predio de dos hectáreas en el partido de Pergamino. Esta semana se estaban mudando, pero la inauguración oficial será entre diciembre y febrero.

El centro de logística y de oficinas, que comenzó a construirse en marzo, consta de 800 metros cuadrados, con proyección a desarrollar una segunda nave, y oficinas comerciales de 300 metros cuadrados. El objetivo es también proveer de logística a terceros.

“Es uno de los hitos más importantes que tuvimos desde que arrancamos. El primero fue empezar a consolidar un equipo y estar en todas las zonas productivas y lo logramos hace dos años”, dijo Alejandro Capridi, director comercial de Tropfen, quien junto con Julián Etchegoyen fueron los impulsores de la empresa.
Tropfen es una empresa del agro que en febrero cumple 5 años y se dedica a la comercialización de coadyuvantes, bioestimulantes y fertilizantes. Actualmente son 15 personas las que trabajan en la compañía entre servicio técnico, comerciales, administración, logística y transporte.



“El promedio de edad de la empresa es de 35 años. Es un momento de crecimiento importante con la incorporación de jóvenes profesionales que le dan mucha vida al emprendimiento”, dijo Capridi, que, según se autodefinió, es el “más longevo”.
El crecimiento de la compañía fue bastante importante desde el 2017. Hoy en día alcanzan casi los 8 millones de hectáreas en coadyuvantes y 150.000 hectáreas en bioestimulantes.

“Tenemos dos socios muy importantes: en coadyuvantes es la química alemana Evonik y en bioestimulantes, la empresa española Sas”, dijo el directivo, quien agregó que no han tenido restricciones para la importación de las tecnologías hasta el momento.

El objetivo de la empresa es crecer tanto en el uso de las tecnologías a nivel superficie como en personal: buscan que se utilicen los productos que comercializan en alrededor de 15 millones de hectáreas en 5 años e incorporar más personal calificado para poder lograr esta expansión.
En este sentido, otro plan de la empresa, que es netamente comercial, es en un futuro comenzar a planificar la producción de los productos de forma local.



Beneficios

Según comentó sobre los beneficios de los productos que comercializa, los coadyuvantes mejoran la aplicación de fitosanitarios para ser más eficiente, en un contexto donde las buenas prácticas agrícolas son cada vez más importantes. “Es un producto banda verde que ha sido adoptado de forma generalizada”, apuntó.

En lo que respecta a los bioestimulantes, sostuvo que el mercado de esta tecnología está empezando a crecer. Hace tres años que impulsaron este tipo de producto: los dos primeros fueron exploratorias y este será la primera campaña fuerte. “Es un mercado que llegó para quedarse. Son tecnologías verdes que aportan al rinde y a mejorar la performance del cultivo”, afirmó

spot_img

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!