INGLATERRA PAGA MÁS DE 6 MIL DÓLARES A VOLUNTARIOS QUE ACEPTEN INFECTARSE CON LA VARIANTE DELTA DE CORONAVIRUS

Científicos británicos avanzan en un prometedor ensayo basado en cultivar la variante Delta del COVID-19 en laboratorio, con el objetivo de infectar intencionalmente a voluntarios a quienes se les ofrece 4.500 libras esterlinas para participar en el estudio, lo que equivale a unos 6 mil dólares estadounidenses o 603.000 pesos argentinos.

Cuarenta voluntarios jóvenes y sanos ya fueron expuestos a la cepa original de Wuhan, bajo una cuidadosa supervisión. Pero la siguiente etapa de los ensayos infectará a los participantes con la variante Delta, que es más transmisible y ahora, la más dominante en todo el Reino Unido. En total, son dos ensayos realizados por el Imperial College de Londres y la Universidad de Oxford con el objetivo de desarrollar nuevas vacunas y tratamientos.

El objetivo es producir una cantidad suficiente de virus para comenzar con los ensayos a finales de año. Durante el proceso de crecimiento, los científicos también van a verificar que el virus no mute de manera diferente a la variante natural. “La variante Delta fue la más difícil. No todas las muestras clínicas crecen tan fácilmente en cultivos celulares”, reconoce el responsable de esta iniciativa.

A la persona interesada en participar, se le hace una evaluación exhaustiva que incluye análisis de sangre, radiografías, resonancia cardíaca y exámenes físicos para asegurarse de que no sea vulnerable al coronavirus.

Los voluntarios, de entre 18 y 30 años, deben permanecer bajo un estudio de 24 horas en un centro residencial hospitalario, lo que permite a los investigadores, entre otras cosas, medir su carga viral dos veces al día en la nariz y la garganta, realizar múltiples análisis de sangre, recolectar muestras de orina o heces si es necesario y medir anticuerpos en el moco del tracto respiratorio y en la sangre.

Los potenciales participantes solo son aceptados si no tienen antecedentes o síntomas del nuevo coronavirus, ni condiciones de salud subyacentes ni factores de riesgo conocidos de la enfermedad, como sobrepeso o tabaquismo.

Cualquier persona interesada en participar debe participar en un examen exhaustivo que incluye análisis de sangre, radiografías, escáneres cardíacos y exámenes físicos para asegurarse de que no sean vulnerables al COVID.