20.6 C
San Nicolás de los Arroyos
domingo, 21 abril, 2024

Edición N° 4756

Ingreso escolar, autismo y denegación de inscripción en algunas escuelas privadas: una situación que se repite cada año

LA DEFENSORÍA DEL PUEBLO DE SAN NICOLÁS RECIBE CONSULTAS FRECUENTES POR LA PROBLEMÁTICA

A pesar de la Ley de Educación Nacional Nº 26.206 –que entiende que la familia tiene derecho a elegir la escuela– y la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad –que obliga al Estado a tener un sistema de educación inclusivo– en la práctica los derechos a veces no se cumplen. “Hay escuelas de gestión privada que no dejan inscribir con la excusa de que ´la escuela no acepta chicos con acompañantes´”, señaló a EL NORTE la referente de TGD Padres TEA San Nicolás Patricia Sánchez. 

De la Redacción de EL NORTE
[email protected]

Cuando se inscribe un niño, niña o adolescente en una escuela común puede recibir apoyos de una escuela especial o de los equipos profesionales autorizados para llevar adelante la inclusión escolar, en los casos necesarios. Las escuelas tienen prohibido rechazar la inscripción o reinscripción de estudiantes por motivos de discapacidad. El rechazo por motivo de discapacidad es un acto de discriminación. La educación inclusiva está garantizada, a nivel mundial, por la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (CDPD), que en su artículo 24 establece que ningún estudiante puede quedar excluido del sistema general de educación por su condición. Es decir, la familia de ese niño o niña puede optar por una escuela especial o, tal como lo indica la CDPD, por una escuela común, con el apoyo de una maestra integradora o de un acompañante terapéutico. El tratado fue ratificado por Argentina en 2008 (Ley N° 26.378) y cuenta desde 2014 con jerarquía constitucional (Ley N° 27.044). En la práctica, sin embargo, el derecho a estudiar en un espacio inclusivo se ve vulnerado en algunas ocasiones. Según estadísticas del Inadi, es en la escuela donde más se ejerce la discriminación a las personas con discapacidad. 

En Argentina, las familias de niños, niñas y adolescentes con discapacidad y diversas condiciones –como trastorno del espectro autista– se encuentran con numerosas barreras al momento de escolarizar a sus hijos e hijas. “No hay vacantes”, “la institución no está preparada”, “puede venir pero con jornada reducida” son algunas de las formas más comunes de exclusión, aunque el listado de excusas es extenso. 

Análisis de cada caso

EL NORTE consultó sobre la problemática a la delegada de la Defensoría del Pueblo de nuestra ciudad, Dra. Alejandrina Rodríguez, y a la referente de TGD Padres TEA San Nicolás, Patricia Sánchez.

“Tenemos consultas frecuentes sobre la temática de ingreso escolar para personas con discapacidad. Siempre se analiza cada caso en particular y en primera medida se asesora a la familia sobre la normativa vigente que los avala a la hora de elegir una escuela pública o pública de gestión privada. Se intenta entablar diálogo con la institución para que exprese los motivos de la denegación del ingreso, pero luego está en la familia si sostiene la elección del colegio o no. Al recibir un ‘no’ o respuestas poco claras, las familias deciden quedarse con otras instituciones que abren sus puertas sin tanto rodeo. Porque entienden que es importante el vínculo entre institución y familia desde el comienzo de la relación. Esto de algún modo da tranquilidad, se entiende como un mayor compromiso”, explicó Rodríguez.



Las vías de contacto con la Defensoría del Pueblo de San Nicolás son Garibaldi 159, de lunes a viernes de 7.00 a 13.00. WhatsApp oficial por reclamos todos los días, las 24 horas: 221 358 1323.

Reclamos sobre coberturas y demoras 

En cuanto a la atención de reclamos por falta de cobertura de obras sociales y prepagas o demoras en las autorizaciones, la Defensoría del Pueblo también brinda asesoramiento e intenta que las prestadoras pongan especial atención en estos temas, sobre todo a la hora del inicio de clases. “Es un trabajo arduo porque convergen distintas partes: escuela, familia, educación y salud. Generalmente se resuelve por la vía del reclamo en el ámbito de la Defensoría. De lo contrario se asesora a la familia sobre qué herramientas existen por fuera de la Defensoría del Pueblo para resolver el conflicto”, indicó.

Excusas 

Por su parte, Sánchez se refirió a situaciones frecuentes en esta época del año, en el momento de las inscripciones escolares. “Ya desde el año pasado se empezó a notar que había escuelas de gestión privada que no dejaban reinscribir a los chicos con autismo que tenían acompañante terapéutico, con la excusa de que la escuela no aceptaba chicos con acompañantes. También hemos visto este año que escuelas de gestión privada no les permiten la inscripción, por esto muchos chicos quedaron sin escuela”. 

La referente del grupo local destacó que “desde el área de educación, los inspectores hicieron un relevamiento de escuelas para ayudar a las familias a reubicar a los chicos que las escuelas privadas no admitieron, en las escuelas de gestión pública”. “En Inspección ven a diario los chicos que se quedaron sin banco porque no los admiten para rematricularlos”, expresó. 



Demanda de acompañantes

“Otra cuestión es que debido a la gran demanda de acompañantes terapéuticos y las exigencias de las obras sociales con relación a que deben ser psicopedagogas o maestra especial, hace que a pocos días de empezar las clases muchos chicos no encuentren acompañantes. Hay mucha demanda y pocas acompañantes con los títulos que las obras sociales piden. Esto pone en riesgo a muchos chicos ante el comienzo de clases. En realidad son problemas que se viven cada año y se han ido intensificando, tanto las dificultades para conseguir un banco en las escuelas como el impedimento de conseguir acompañante”, concluyó.

Así, a días del comienzo de clases el 1 de marzo, hay chicas y chicos que por su condición no son admitidos en algunos establecimientos de gestión privada, a pesar de las leyes y convenciones vigentes que velan por la educación inclusiva.  

error: ¡Contenido protegido!