22.8 C
San Nicolás de los Arroyos
viernes, 23 febrero, 2024

Edición N° 4697

José Coronado recibe críticas en redes por su opinión sobre las acusaciones de violencia sexual

José Coronado, premios Feroz 2024.

La gala de los Feroz 2024, los premios de la Asociación de Informadores Cinematográficos de España, se celebró el viernes 26 de enero, el mismo día que se publicaba el artículo de El País en el que se destapaba el testimonio de tres mujeres que acusan al director Carlos Vermut de violencia sexual.

El reportaje, firmado por Gregorio Belinchón, Ana Marcos y Elena Reina, generaba una intensa conversación en redes sobre la violencia sexual en nuestra sociedad, y concretamente en la industria del cine. El tema sobrevolaba la noche de los Feroz, sin embargo, durante la gala, la única mención al asunto fue durante el discurso de María Guerra, presidenta de la Asociación de Informadores Cinematográficos de España (AICE). Por el contrario, en la alfombra roja sí se habló de las acusaciones, en general para apoyar a las víctimas.



Las palabras de Coronado causaron un gran revuelo en Twitter, donde el actor era rebatido, entre otros, por la abogada penalista Carla Vall i Duran, que recordaba a Coronado que “el Código Penal tiene una prescripción de 10 años”. Como apuntan al actor en Twitter, son muchos los factores que influyen a la hora de tomar una decisión tan importante como denunciar a un agresor, y cada caso puede llevar un tiempo diferente.

Hace apenas unos meses, Coronado era el centro de otra polémica en torno al tema de la agresión sexual y el consentimiento. El beso no consentido de Luis Rubiales a Jenni Hermoso tras el triunfo de la selección española en la Copa Mundial Femenina de Fútbol provocó un intenso debate nacional y la opinión de Coronado sobre el tema levantó ampollas.

El actor consideraba entonces que la línea se ha difuminado y expresaba su preocupación por no poder ser cortés con una mujer o halagarla sin que haya consecuencias. Argumentaba tener una “buena educación gracias a los principios instalados por mi familia y por mi entorno”, pero opinaba que, hoy en día, eso puede ser percibido como machismo:

“Quiero poder dejar pasar a una mujer delante de mí, quiero cederle el paso sin que nadie me llame agresor, ¡o que digan de mí lo que quieran!, machista. Quiero poder decirle a una mujer que hoy está guapa. Todo depende de cómo se diga. Todo es el contexto. Pero sí… esto me da miedo y me da mucha pena”.



ÚLTIMAS NOTICIAS

error: ¡Contenido protegido!