JUAN CABANDIÉ: “TENEMOS QUE ALEJARNOS DE LA BANALIZACIÓN DEL TEMA”

CARPINCHOS EN NORDELTA

El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible consideró que el traslado de estos animales “no es la mejor ni la única opción” y señaló la necesidad de poder regular los humedales y tener un inventario nacional de los mismos.

El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, pidió alejarse “de la banalización del tema” de los carpinchos tras la aparición de estos animales en la urbanización Nordelta, en el partido de Tigre, al tiempo que dijo que no cree que sea “la mejor opción o la única opción” trasladarlos de ese lugar.

“Cuando hablamos de carpinchos en Nordelta tenemos que alejarnos de la banalización del tema, hay que utilizarlo para avanzar con el cuidado de los diversos ecosistemas”, destacó el funcionario nacional en declaraciones a radio La Red.

En ese marco, amplió: “Hablar de carpinchos es ejemplificar la necesidad de poder regular los humedales, de tener un inventario nacional de humedales y tener en cuenta lo que se ha significado el avance de barrios privados y la actividad productiva sobre ecosistemas que son humedales y son tan necesarios para la regulación de agua, para evitar inundaciones para la calidad de agua”.

En tanto, Cabandié señaló que es posible hacer un traslado de los carpinchos pero “no creo que sea la mejor opción o la única opción”.

“Tenemos que acostumbrarnos a vivir con las especies autóctonas; me parece que los barrios deberían tener una actitud de manejo de especies nativas, lo que va a poder permitir tener una convivencia armónica”, agregó en ese sentido.

Asimismo, el funcionario destacó que su cartera se encuentra trabajando en el tema para darle una solución “en estas semanas” y señaló que el Delta en su conjunto es el hábitat del carpincho y que, si hay un exceso de ejemplares, el Ministerio de Ambiente puede tener una intervención pero no erradicarlos.

Sobre los incendios forestales que se registran en diferentes territorios del país, expresó que hay una serie de factores que influyen, como una época de sequía acumulada, estrés hídrico, falta de agua en algunas regiones, la falta de nevadas y factores climáticos como falta de humedad o calores que no se corresponden con el invierno.

Todo esos factores, remarcó, “favorecen focos ígneos que se van trabajando y combatiendo”.
“El único camino a contemplar es la Ley de humedades, necesitamos controlar los humedales”, enfatizó el ministro.