34.5 C
San Nicolás de los Arroyos
lunes, 22 noviembre, 2021

Edición N° 3875

JUGUETES INCLUSIVOS PARA NIÑOS

A partir del mensaje de una niña que quería una muñeca parecida a ella, un fabricante tomó la iniciativa de crear bebés que representen a todas las infancias. De esta forma, se crearon muñecos y muñecas con síndrome de Down o con implantes cocleares, entre otros.



Cierto es que las cosas están cambiando y hoyos niños crecen en un presente que conoce y defiende sus derechos. Un presente que milita sus libertades y decisiones, que apunta a un mañana sin estigmas. También es cierto que para determinadas personas y empresas, el celeste sigue siendo de nenes y el rosa de nenas.

En Argentina, dentro de la industria de juguetes, la palabra diversidad suele quedar al margen. Las barbies son rubias con ojos claros o morenas con curvas “perfectas”. De cualquier manera, se dedican a lo mismo: niñeras, costureras, cajeras o veterinarias.

Pero una empresa, quiso hacer la diferencia. Casita de Muñecas llegó para romper con esas estructuras sociales y culturales invitando a un nuevo concepto del mundo lúdico. Apostando a la transformación social. Ni equipos de cocina para ellas, ni herramientas para ellos. Romper con los estereotipos es urgente.

En 2015 comenzaron a fabricar muñecos con rasgos reales con el objetivo de que las infancias tengan desde sus primeros años modelos en los que reflejarse. “La iniciativa surgió de entender que si los chicos y las chicas usan juguetes muestran alguna discapacidad y pueden verlos como uno más, entonces la diversidad será para esta generación algo de todos los días. Tenemos que construir una sociedad basada en las diferencias para poder lograr una sociedad más inclusiva”, cuenta Federico Galanterni, uno de los responsables del proyecto.



Poco tiempo después, Galanterni escucha la historia de una nena con síndrome de down no quería jugar con muñecas porque ninguna se parecía a ella. Ese fue el disparador para crear a Oli, el primer hito de la marca en el camino de la inclusión.
“Nuestra búsqueda se basa en promover y concientizar a la comunidad sobre la importancia del juego plural y diverso. Un camino que comenzó con el lanzamiento de Oli . Y del cual nos falta mucho por recorrer pero convencidos de que es el camino correcto”, cuenta el director de Casitas de Muñeca.

Este año, lanzaron un nuevo modelo de bebé. Su nombre es Eli, el primer muñeco que lleva un dispositivo coclear (dispositivo electrónico que ayuda a escuchar). Para su creación, la empresa trabajó junto a un equipo de médicos especializados en hipoacusia y fonoaudiólogos que guiaron el proceso de creación para que la apariencia sea lo más real posible.

“Desde lo privado podemos comprometernos con el entorno que nos rodea, y aportar nuestro granito de arena para construir entre todos una sociedad más justa”, declaró Galanterni.



Con respecto a la reacción de la gente para los modelos Oli y Eli, desde Casita de Muñecas cuentan que “son bebés con características que suman. 

“Las diferencias no deben ocultarse, deben expresarse. De esta manera tenemos certezas que serán mejores adultos”, concluye Federico. 

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!