JUZGAN A UN HOMBRE QUE SOMETIÓ A SU PAREJA A UN ATROZ CAUTIVERIO DE MÁS DE 20 AÑOS

ROSARIO

La mujer llegó a pasar temporadas encadenada a una cama. Sufría torturas, abusos y feroces golpizas.

Un mecánico de 59 años que mantuvo cautiva a su pareja durante más de veinte años, comenzó a ser juzgado en la ciudad de Rosario, provincia de Santa Fe, por abuso sexual, privación ilegítima de la libertad y reducción a la servidumbre, informaron fuentes judiciales.

El juicio oral, que comenzó este martes, había contado con una audiencia preliminar en noviembre de 2019, pero por la pandemia de coronavirus el proceso oral se demoró. El tribunal que juzga a Racco está integrado por los jueces Nicolás Vico Gimena, Rafael Coria y Nicolás Foppiani.

La fiscal de la Oficina de Violencia de Género de Rosario, Luciana Vallarella, solicitó una pena de 18 años de prisión para el acusado.

El hombre está detenido desde mayo de 2019 cuando su pareja, una mujer de hoy 44 años, logró escapar de la casa en la que estuvo cautiva durante 23 años y, con ayuda familiar, denunció sus padecimientos.

La pareja había comenzado su relación en diciembre de 1995, cuando la víctima tenía 19 años y el acusado 36. Según la investigación, en ese momento se produjo un primer hecho de violencia, cuando el hombre golpeó a la mujer delante de su familia, que denunció el hecho.

Luego de ese episodio, la llevó a vivir con él y la mantuvo separada de su familia con extorsiones para que los padres de la mujer retiraran la denuncia.

De acuerdo a la investigación de la fiscal Vallarella, durante el primer año de relación el mecánico tuvo atada a la mujer con una cadena a una cama y la encerró en un altillo.

Para la fiscal, los hechos ocurrieron desde el 6 de mayo de 1996 hasta el 8 de mayo de 2019, día en que la victima logro escapar. Ese día, ambos estaban en la vereda de la casa, pero debieron ingresar a la vivienda porque el hombre se descompuso.

La mujer buscó dinero mientras su secuestrador estaba en el baño y escapó corriendo, para luego tomar a un taxi hasta una estación de servicio y comunicarse con un familiar, señalaron fuentes de la investigación.

El mecánico fue detenido en su domicilio el 29 de mayo de 2019 e imputado dos días después por privación ilegítima de la libertad, con prisión preventiva.

Fuente: Clarín