LA AMPLIACIÓN DE AFOROS HIZO LUGAR A UNA MAYOR DEMANDA EN LOS LOCALES GASTRONÓMICOS

La semana pasada, el Gobierno de la provincia de Buenos Aires amplió el aforo dentro de comercios en un 20%. EL NORTE consultó a distintos dueños y responsables de estos lugares, quienes coincidieron en que “la medida es buena y la gente responde muy bien”.

Imagen ilustración.-

Tras una semana de implementarse la nueva medida impulsada por el Gobierno provincial, los beneficiados de poder tener un 20% más de clientes en sus comercios celebraron la iniciativa adoptada. En San Nicolás, al estar en fase 3, gimnasio, bares, restaurantes y clubes pudieron utilizar un 50% total de su capacidad.

Sin embargo, esa ampliación es únicamente para clientes que se encuentran vacunados con, al menos, la primera dosis de alguna de las vacunas. La vacunación se podrá certificar con las aplicaciones Buenos Aires Vacunate o Mi Argentina, o con el carnet que se extiende en los vacunatorios.

Al respecto, fuentes de la provincia explicaron que cada dueño o encargado de los bares o restaurantes deberán pedirle al consumidor que le muestre la app o el papel que acredite que está inmunizado. También, deberá constar que lo hizo hace 21 días o más, siendo que son los días que tarda en lograrse la inmunización.

Entre los distintos lugares de nuestra ciudad que se vieron beneficiados por la medida, los gastronómicos coincidieron en que “fue una semana muy buena, trabajamos mucho más y la gente concurrió con las aplicaciones como indica el protocolo. Dejamos entrar a un 30% y cuando llegamos a la capacidad, el 20% restante aplicamos el protocolo tal cual se indicó”.

Hay algunos restaurantes que, como cuentan con grandes estructuras, podrán permitir que más nicoleños disfruten de los servicios que ofrecen. “En mi caso me viene muy bien la medida porque voy a poder trabajar con cinco mesas más adentro y es realmente una ayuda muy grande. Más mesas siempre va a significar más trabajo y eso nos permite empezar a armar la espalda que se necesita en casos como estos, donde de un momento a otro te quedás sin trabajo, sin salidas y con incertidumbre constante”, indicó el dueño de un restaurante céntrico.

Igualmente, no todos los bares han podido implementar la medida. “Yo aún no lo amplié porque mi local es chico, entonces no corresponde por el protocolo sanitario poner más mesas ya que no podría respetar el distanciamiento. Sin embargo, agregamos más mesas afuera, que eso está permitido, lo de utilizar la capacidad total al aire libre”, afirmó la responsable de un restobar.

En cuanto a los gimnasios, el responsable de uno ubicado en el centro nicoleño manifestó: “La verdad que recién ayer hubo ingresos nuevos, ahí notamos que la gente empezó a perder un poco el miedo y a volcarse por volver a realizar actividad física en un gimnasio. Por suerte, al tener en nuestro caso horarios muy largos, abrimos de 6:00 a 21:00, nunca superamos la capacidad máxima anterior de 10 personas dentro del lugar”.

De inmediato, agregó que “la medida nos vino bien para poder potenciar aún más a los clientes, que la gente se sume a utilizar nuestras instalaciones y así repuntar el mal año que tuvimos todos los dueños de gimnasios en el 2020. Esperemos que más nicoleños se sumen y podemos dejarlos tranquilos que aquí cumplimos con el protocolo”.