LA BAJANTE DEL RÍO PARANÁ SE ACENTÚA

Especialistas estiman que el fenómeno hídrico continuará hasta diciembre y podría traer como consecuencia la falta de agua en algunas ciudades y la presencia de algas tóxicas, conocidas como cianobacterias.

Van 730 días con las aguas bajando. WEB

La extraordinaria bajante del río Paraná es récord, no solo por el escaso caudal de agua que ya no permite al hidrómetro tomar un registro en diferentes ciudades, tales como Villa Constitución, donde no hubo registro de altura del río, sino que también en la cantidad de tiempo en el que se extendió el fenómeno hídrico, debido a que las aguas permanecen bajas hace más de 730 días. “El pronóstico indica que continuará hasta diciembre”, aseguró el investigador del Conicet, Juan José Neiff.

Neiff  agregó que “desde que se inició el registro hidrométrico no se presenta una situación similar, tan extendida en el tiempo”. En tanto, advirtió que “la consecuencia más grave es la provisión de agua y pueden generarse problemas en muchas ciudades”.

En este sentido, el experto explicó que “los pronósticos de El Niño y La Niña, que son los que influyen sobre la bajante y estos determinan que la situación continuará hasta diciembre”. “La consecuencia más grave es la provisión de agua y pueden generarse problemas en muchas ciudades”, precisó Neiff y destacó la inversión de 1000 millones de pesos anunciada por el Gobierno nacional. Por ende señaló que los recursos “ayudarán para realizar obras en esta emergencia, como la instalación de bombas y acueductos para generar movimiento”.

Por otro lado, el investigador indicó que si esto sigue a este ritmo, “puede ocurrir que en el verano tengamos cianobacterias por algas que son tóxicas”, aunque aclaró que “hay un aumento de probabilidades en el desarrollo de estas algas, lo genera que el tratamiento para la potabilización del agua sea más costoso”.

En esa línea detalló que “puede ocasionar problemas hepáticos en los animales si la consumen y también en las personas que se metan y traguen agua del río. Puede generar también algún tipo de alergia en la piel”.

En cuanto a la fauna íctica, Neiff expresó que “lamentablemente algunas provincias no entienden que la pesca debería estar prohibida” y mencionó especialmente a las provincias de Santa Fe, Buenos Aires y Entre Ríos.