21.1 C
San Nicolás de los Arroyos
domingo, 14 abril, 2024

Edición N° 4747

La causa por estafas se acerca al final: Gulías, Páez y D’Adamo, al banquillo

Con la realización de nuevas medidas solicitadas por la defensa, se encuentra a punto de concluir la instrucción de la causa por múltiples y millonarias estafas que involucra a Walter Gulías, Héctor Páez y Paula D´Adamo. Una vez completada la etapa la fiscalía pedirá el enjuiciamiento de los imputados.

La finalización de la instrucción se había visto demorada en septiembre pasado cuando, a punto de cerrar la etapa y lista para ser pedida la elevación a juicio, se sumaron nuevas denuncias por las cuales se incorporaron más damnificados a la causa. Esta circunstancia obligó a ampliar la acusación y la consecuente indagatoria a Paula D´Adamo, Héctor Páez y Walter Gulías, las tres personas imputadas por administración fraudulenta y estafas cometidas contra inversores de la zona que fueron víctimas del accionar del grupo.

Desde la fiscalía adelantaron que con las conclusiones de las medidas pedidas por la defensa estaría completa la fase probatoria. La parte acusadora considera haber reunido ya todos los elementos necesarios como para sostener la acusación, por lo que en breve pedirá el enjuiciamiento de los tres acusados. Están siendo investigados por la presunta comisión de defraudaciones por cifras varias veces millonarias. Los acusan por administración fraudulenta y estafas reiteradas en perjuicio de cientos de ahorristas.

Los tres imputados se encuentran con prisión domiciliaria otorgada en diferentes momentos por razones de salud, luego de haber permanecido varios meses alojados en la UP3 en el caso de Gulías y de D´Adamo, y en una unidad de Lomas de Zamora en el caso de Páez.

La estafa

En el año 2013 los ahora procesados abrieron la financiera “Casa de Cambios San Nicolás”, la cual poseía distintas sucursales en puntos céntricos de la ciudad. En ella, además del cambio de diversas monedas, se ofrecían inversiones en dólares y en pesos a tasas de muy alta rentabilidad. Los primeros incumplimientos datan de 2019 cuando ya no retornaban a los ahorristas los intereses ni los capitales.

Los damnificados, más de cien, comenzaron a sumar sus denuncias. Pero el caso tomó notoriedad cuando en un suceso de extrema tensión un ahorrista de 65 años irrumpió armado con un revólver en el departamento que ocupaba Walter Gulías, lo tomó de rehén y amenazó con matarlo y luego quitarse la vida si no recuperaba su inversión por una suma superior a los 30.000 dólares.

Luego de horas de negociación, depuso su actitud, liberó al financista y se entregó a la policía. Tras las denuncias y las primeras medidas de investigación, la Justicia trabó embargos millonarios para intentar salvaguardar el dinero de los damnificados.



Los embargos

En pleno curso de la investigación, se realizaron once allanamientos donde secuestraron dinero en efectivo en moneda nacional y extranjera, documentaciones, equipos informáticos, celulares, notebook, CPU, entre otros elementos. También se trabaron embargos millonarios sobre propiedades inmobiliarias, autos de alta gama y embarcaciones para preservar los capitales de los inversores. Es así que en octubre de 2022 la Justicia efectuó embargos preventivos que habían sido pedidos por la fiscalía y que alcanzaron una cifra que rondaría los 150 millones de pesos.

La cautelar recayó en diversas propiedades, entre ellas departamentos, casas y cocheras además de costosos automóviles de alta gama y embarcaciones. El monto por el que fue trabada la medida precautoria y que es apenas una parte de la cifra que alcanzaría la defraudación fue de casi 600.000 dólares y 10 millones de pesos.

error: ¡Contenido protegido!