40.7 C
San Nicolás de los Arroyos
viernes, 21 enero, 2022

Edición N° 3935

LA CHEF CORDOBESA QUE GANÓ UNA ESTRELLA MICHELIN CON SU RESTAURANTE

EN ESPAÑA

Carito Lourenco recibió el galardón junto a su marido Germán Carrizo por su restaurante Fierro, ubicado en la ciudad de Valencia.



Por primera vez en la historia de la famosa guía, una chef argentina propietaria de un restaurante fue distinguida con una estrella Michelin por los críticos de su staff. Se trata de la cordobesa Carito Lourenco, quien junto a su marido, el también chef Germán Carrizo, mendocino, son dueños del restaurante Fierro en la ciudad de Valencia, España.

Lourenco es la primera mujer chef, argentina y dueña de restaurante en obtener esta distinción que ya habían alcanzado otros colegas suyos en Europa. El más reconocido es sin dudas Mauro Colagreco, famoso por su restaurante Mirazur de la Costa Azul francesa, con tres estrellas, pero también está el caso de Paulo Airaudo en San Sebastián, con dos.

La gala de entrega de este nuevo reconocimiento, uno de los más prestigiosos de la industria gastronómica mundial, se realizó este martes en el Palau de Les Arts Reina Sofía, ubicado en la misma ciudad de la costa mediterránea.



“Creo que ser la primera mujer argentina con estrella Michelin aparte de ser un orgullo y una responsabilidad también es una inspiración para las chicas que quieran estudiar esta carrera”, opina Lourenco desde España, consultada por Clarín, después de haber dormido apenas dos horas tras los festejos.

“Yo siempre he creído que el que quiere, puede, y con esa convicción y con valores he conseguido todo lo que me propuse. Me gustaría que quien se lo plantee pueda sentir que también puede llevarlo a cabo”, expresa.

Argentinos en busca de un sueño en España

Lourenco (36), nacida en Río Cuarto, se formó como cocinera en la Escuela Internacional Islas Malvinas de Mendoza, que depende de la Universidad Juan Agustín Maza. Allí conoció a Carrizo (40) en sus épocas de estudiante. Trabajaron juntos en el restaurante mendocino Las Negras pero, con el tiempo, sus caminos se bifurcaron.

Sin embargo, España los reencontró en busca del mismo sueño. Ambos emigraron por separado en el año 2006, con el objetivo de viajar y perfeccionar su técnica en cocinas europeas. Trabajaron nuevamente juntos para el reconocido chef Quique Dacosta, que tiene en su haber tres estrellas Michelin en su restaurante El Poblet.



En 2009 se casaron y en 2015 inauguraron Fierro, su primer restaurante propio, el que ahora les da la satisfacción de convertirse en uno de los cinco establecimientos con estrella Michelin de la ciudad de Valencia.

“Conseguir una estrella Michelin es entrar en la historia de la gastronomía, y con tu propio restaurante, más aún”, dice Germán, que todavía no puede creer haber estado al lado de tantos chefs admirados en la entrega de los premios. También celebra que este logro compartido con su esposa, en el caso de ella marque un hito para seguir inspirando a un mayor protagonismo femenino en la alta cocina.

Cómo es Fierro, el restaurante de los argentinos con una estrella Michelin en Valencia

Ubicado en el cosmopolita barrio de Ruzafa -al que el diario El País llamó “el Tribeca valenciano”-, Fierro tiene un salón de apenas cuatro mesas para 12 cubiertos, y ofrece una cocina basada en el producto local mediterráneo pero con “reminiscencias argentinas”, como la utilización de las brasas.

El menú principal, que cuesta 95 euros, consiste en una degustación de 16 pasos que incluye propuestas tan diversas como empanadas, ostras, pan con manteca (“mantequilla”, en este caso), calamar, pato y gamba criolla, uno de los platos estrella, donde la exquisita gamba de Dénia se sirve cruda con una ensalada de tomate, pimiento y cebolla.



Instalados en España desde hace 15 años, Carito y Germán no solo están al frente de Fierro y de un equipo de 30 empleados, también tienen otro restaurante de comida casera, Doña Petrona, una pastelería y una consultora que brinda asesoría a empresas del rubro, todo con base en Valencia.

A la Argentina por ahora solo vuelven de vacaciones, que reparten entre sus provincias nativas y Buenos Aires. Reconocen que la idea de abrir un restaurante o proyecto local en paralelo siempre está y que han evaluado distintos formatos, pero que por ahora no hay nada concreto.

-¿Y cuando llegan a casa, quién cocina y qué se come?

-Ger, casi siempre.-responde Carito vía WhatsApp.



Segundos después, manda una foto de delivery de sushi y emoticons de risas, a modo de confesión culposa. En Valencia, dos chefs con estrella Michelin se tomaron la noche libre y hoy no cocinan. Un descanso más que merecido.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!