17.3 C
San Nicolás de los Arroyos
miércoles, 19 junio, 2024

Edición N° 4814

“LA LEY DE HUMEDALES DEBERÍA COLABORAR PARA DISUADIR EL USO DEL FUEGO CUANDO HAY SEQUÍA Y BAJANTE”, DIJO FEDEROVISKY

En medio de una semana en la que los incendios en el Delta del Paraná no cesan y el presidente Alberto Fernández reclamó en la Asamblea Legislativa la sanción de la Ley de Humedales, el viceministro de Ambiente, Sergio Federovisky, dijo que la ley, “debería colaborar para disuadir la utilización del fuego en estas condiciones, fundamentalmente cuando hay sequía y bajante, y se utiliza el fuego para la ampliación de la frontera agropecuaria”.

“Es necesario avanzar en las leyes ambientales estructurales que establezcan los nuevos paradigmas del desarrollo sostenible”, sostuvo el presidente el pasado miércoles al abrir las sesiones ordinarias del año en el Congreso de la Nación y reclamó por la Ley de Humedales, “para cuidar estos valiosos ecosistemas que cumplen un rol fundamental para la conservación de la biodiversidad, el cuidado del agua y la captación de gases de efecto invernadero”.

En diálogo con NA, Federovisky sostuvo que tener la ley de humedales “sería una herramienta más para poder determinar que tipos de usos se pueden hacer en ese tipo de ecosistemas para defender además los servicios ecosistémicos que brindan”.

Y agregó: “la sola existencia de la ley no va a resolver todos los problemas pero es un instrumento que en manos del Estado debería colaborar para disuadir la utilización del fuego en estas condiciones, fundamentalmente cuando hay sequía y bajante y se utiliza el fuego para la ampliación de la frontera agropecuaria”.



Al referirse a los incendios que están aconteciendo en el Delta y en otras provincias, el viceministro remarcó que esta temporada de verano es “muy compleja”, tal como ya se había advertido y comentó que este es el inicio del cuarto año consecutivo de sequía desde el 2020 hasta la fecha “con el agravante de la bajante del Paraná que promueve no solamente un mayor impacto por parte del uso que habitualmente se hace irregularmente del fuego como herramienta de labranza sino que además favorece la utilización del fuego para ganar territorio de los humedales”.

Federovisky explicó que el uso del fuego para ganar territorio “se hace normalmente quemando zonas que están bajo agua y hoy afloran, entonces se coloca un terraplén alrededor para que el agua no reingrese cuando el agua recupere su nivel y así hay un tránsito violento del humedal a una tierra potencialmente productiva”.

Como lo viene diciendo el funcionario desde hace años, el fuego es iniciado por la actividad humana “ya sea para el uso como instrumento de labranza, para limpieza de campos o rebrote de pastura, cosa que no ocurre en esta época del año, quizás sí la limpieza de los campos”, y destacó que “también hay incendios intencionales que son deliberados para ganar territorio de los humedales”.



Este sábado, y según el informe diario del Servicio Nacional de Manejo del Fuego, cuatro eran las provincias que continuaban con focos activos de incendios: Chubut, La Pampa, Buenos Aires y Entre Ríos.

error: ¡Contenido protegido!