22 C
San Nicolás de los Arroyos
sábado, 21 mayo, 2022

Edición N° 4055

LA ONG “JÓVENES VALIENTES” NECESITA UN FREEZER PARA ALIMENTAR A 350 FAMILIAS



La situación extrema que viven hoy varias familias de la ciudad lleva a que deban conseguir un plato de comida mediante un comedor o merendero. Esa realidad la viven miles de familias en San Nicolás, más aún se ve en la ONG Jóvenes Valientes, donde alimentan a 350 familias en dos barrios locales: Astúl Urquiaga y Virgen de Luján.

La necesidad se observa a simple vista. Para esta fecha pero del año 2021, el mismo merendero ayudaba a 127 familias nicoleñas. Hoy el número casi se ha triplicado, de hecho, antes solo estaban en Astúl Urquiaga y debieron extenderse a Virgen de Luján porque se acercaban desde esa zona también.

En diálogo con este diario, su responsable, Luis Madera, contó que “el crecimiento que hemos tenido con el merendero es preocupante. Nos está costando un poco ayudar a todos, pero por suerte tenemos varias empresas que nos ayudan y colaboran casi semanalmente. Ahora estamos necesitando un freezer para poder guardar toda la mercadería y que no se eche a perder”.



La ayuda que brindan desde “Jóvenes Valientes” va más allá del simple hecho de llenar las panzas de los nicoleños. Un merendero o comedor busca dar la contención necesaria que no se obtiene de manera sencilla por las dificultades económicas y sociales en las que se ven envueltos los asistentes.

“Tenemos mínimamente 1700 personas para alimentar. Vienen familias con niños muy chicos y que esperan con ansias que llegue el día de asistir a nuestro merendero para poder darles un poco de comida a esos niños”, agregó Madera.

Otros comedores

EL NORTE ya viene marcando la presencia de muchos merenderos y comedores de nuestra ciudad. Al menos hay uno por barrio por las dificultades de poder conseguir un plato de comida para muchos vecinos.



A finales del 2021, este diario recorrió cada barrio donde hay mínimamente un comedor/merendero. El relevamiento realizado arroja un total de al menos 21.160 nicoleños que asisten a los mismos, es decir, el 13,65% de la población local.

Sin embargo, la cantidad de vecinos que dependen de estos lugares varía constantemente, ya que se suman todos los días nuevas personas a retirar las viandas. Además, en la mayoría de los comedores suelen asistir las mismas familias que van a otro. Es común ver que un puñado de éstos vaya de barrio en barrio para asegurarse la alimentación.

El trabajo en conjunto de los mismos es muy importante, ya que la mayoría trabaja de dos a tres días a la semana. Por lo tanto, si el merendero “A” da de comer los lunes, miércoles y viernes, el merendero “B” puede hacerlo martes y jueves, e incluso sábado si las donaciones acompañan. Esto da lugar a que miles de nicoleños se vayan a dormir con la panza menos vacía.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!