10.6 C
San Nicolás de los Arroyos
miércoles, 25 mayo, 2022

Edición N° 4059

PREOCUPA QUE SE PRODUZCA UNA ESCALADA DE VIOLENCIA NARCO EN NUESTRA CIUDAD

Generalmente en los primeros meses del año, se incrementan los episodios delictivos violentos derivados de la disputa entre consumidores, cultivadores y vendedores de marihuana, debido a que es época de cosecha de cannabis. Atento a los dos jóvenes baleados en menos de una semana, aparentemente por hechos vinculados al narcotráfico, hay preocupación en las fuerzas de seguridad ante una escalada de violencia.

De la redacción de El Norte
diarieolnorte@diarioelnorte.com.ar



Con los dos recientes hechos de vecinos de zona norte baleados bajo extrañas circunstancias y sin que se brinden demasiados detalles acerca de los motivos de estas agresiones, las fuerzas de seguridad están preocupadas ante una eventual escalada de episodios de abusos de armas relacionados con la venta de estupefacientes al menudeo.

El más llamativo de los casos fue el de Ignacio Leguizamón, de 25 años, a quien el domingo 16 de enero, en momentos en que se encontraba en su casa ubicada en Payán e Islas Malvinas, dos sujetos ingresaron armados y le dispararon a quemarropa perforándole el pulmón y el intestino.



El joven fue intervenido en terapia intensiva y se encuentra sedado.

Por lo que pudo explicar su pareja, dos hombres armados se colaron en la vivienda y le dispararon sin mediar palabras.

La semana anterior ya habían ido al lugar y preguntaron por otro sujeto de nombre “Sergio”, quien estaría vinculado a la venta de estupefacientes y que ya no vivía más en esa casa debido a su actividad, por lo que se especula que quienes abrieron fuego contra Leguizamón lo confundieron con este.



La víctima no pudo brindar declaración testimonial ya que fue intervenido quirúrgicamente y se encuentra internado en UTI con riesgo de muerte. Los efectivos consultaron a los vecinos por Sergio, y le refirieron que el mismo había sido echado de esa vivienda por venta de drogas.

Aun así, no se descarta el vínculo de la víctima con este tipo de delitos, ya que hace un tiempo también le habían disparado en otro confuso episodio vinculado a la venta de drogas.



Menor baleado

Tampoco queda claro lo ocurrido con un menor de 17 años, a quien le dispararon a quemarropa en la pierna.

El episodio ocurrió en el frente de una vivienda de calle Chacabuco al 1100 aproximadamente, en barrio Suizo, y según lo relatado por la víctima, que fue atendida en el nosocomio local, estaba en el frente de su vivienda cuando se acercó esta persona, a la que conoce del barrio, y comenzó a preguntarle por otro sujeto al que conoce pero del que no sabía su paradero. Como el mismo no le respondía lo que quería, el hombre sacó un arma de entre sus vestimentas y furioso con el chico le disparó a quemarropa en la pierna, dando el impacto en la rodilla izquierda.

La fiscalía en turno investiga este hecho de abuso de arma y trata de dar con el agresor, quien ya está identificado por la víctima.



Todo parece indicar que quien efectuó los disparos estaría buscando a un “dealer” con el que tendría serias diferencias.

Esta escalada violenta preocupa especialmente por la época, ya que, al igual que lo ocurrido el año pasado, donde se reportaron un par de homicidios vinculados al robo de plantas de marihuana y varios ajustes de cuentas con armas de fuego, es la época en la que empieza la cosecha de cannabis, siendo este un lucrativo negocio para los que se dedican a la comercialización de estupefacientes al menudeo.



La época de la marihuana

Desde la Unidad de Coordinación de Estupefacientes San Nicolás, dependiente del M.P.F., informaron que generalmente en los primeros meses del año se incrementan los episodios delictivos violentos, derivados de la disputa entre consumidores, cultivadores y vendedores, tanto de plantas, como de florescencias (cogollos y/o flores de marihuana), debido a que los meses de cosecha en el hemisferio sur son marzo, abril y mayo, dependiendo de la variedad genética de cada planta de cannabis.

Enfrentamientos armados, ajustes de cuentas y mucha violencia por un negocio por demás de lucrativo, el de las plantas de marihuana

El robo de plantas de marihuana y sus florescencias (cogollos) se ha  transformado en un negocio rentable entre las personas que las comercializan, debido a que las ganancias son altas y este tipo de delito (mexicaneadas) son de baja exposición, debido a que rara vez, sus poseedores  radicarán denuncias penales por robo de sustancias vegetales consideradas por la ley como estupefacientes.



La comisión de hechos delictivos poseen diversas motivaciones, en algunos casos se roban las plantas y sus flores para consumo personal, en otros casos, para comercializarlas. Lo cierto es que se trata de un negocio rentable, pero representa un peligro para la integridad física de los involucrados.

Han existido casos comprobados judicialmente de secuestros extorsivos de vendedores de sustancias estupefacientes, robos de dichas sustancias, varias muertes vinculadas a delitos relacionados con la Ley 23.737 “de estupefacientes”  y otras modalidades delictivas, cuyo patrón y grado de violencia creciente giran en torno al acceso de las sustancias ilícitas.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!