18.7 C
San Nicolás de los Arroyos
lunes, 1 noviembre, 2021

Edición N° 3854

“LA RECOMENDACIÓN GENERAL SERÁ CONSUMIR ALIMENTOS CON LA MENOR CANTIDAD DE SELLOS POSIBLES”

EL ETIQUETADO FRONTAL DE ALIMENTOS PROCESADOS ES LEY

La ley de Promoción de la Alimentación Saludable con que cuenta desde ahora nuestro país –entre otros puntos- obliga a incluir octógonos negros en los productos con exceso de sal, azúcar y grasas. EL NORTE consultó a la Lic. Valentina Neira, quien explicó la importancia de esta legislación y los principales aspectos a tener en cuenta.


Pasará medio año, a partir de la reglamentación de la ley, hasta que los productos de las góndolas del país empiecen a advertir sobre los alimentos menos saludables.


De la Redacción de EL NORTE
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

La nueva ley de Promoción de la Alimentación Saludable con que cuenta nuestro país –entre otros puntos- obliga a incluir octógonos negros en los productos con exceso de sal, azúcar y grasas y prohíbe que se publiciten al público infantil. Las medidas fueron aprobadas por el Congreso el martes pasado mediante 200 votos a favor (22 en contra y 16 abstenciones). El objetivo de la nueva normativa, que contó con una dura oposición por parte de la industria, es favorecer el combate de la obesidad, la hipertensión y los riesgos cardíacos derivados de una mala alimentación. EL NORTE consultó a la Lic. Valentina Neira (MP 5257), quien explicó la importancia de esta legislación y los principales puntos a tener en cuenta.

“Las enfermedades crónicas no transmisibles como hipertensión, accidentes cerebrovasculares y diabetes son la principal causa de muerte en Argentina. Y esta ley se promueve desde un lugar de prevención, lo cual es innovador. Generalmente se hacen reglamentaciones en el tratamiento pero en esta ocasión se tiene en cuenta lo que pasa antes para evitar llegar a este tipo de enfermedades. Además detalla el rotulado. Muchas veces no se cuenta con las herramientas para interpretarlo o hay cosas que engañan y se necesita ayuda profesional. Esta ley da autonomía al consumidor, que va a poder saber realmente qué está comprando. El rotulado blanquea qué contiene cada producto”, precisó.



“Elección más consciente”

La especialista destacó: “La nueva ley también tiene en cuenta otras políticas como la prohibición de que Sociedades Argentinas (de Medicina, Pediatría, etc.) avalen los alimentos, porque eso confunde bastante al consumidor, al igual que el uso de dibujos infantiles y personajes. De este modo, se podrá elegir de modo más consciente. Y establece la educación alimentaria y nutricional en las instituciones educativas”.

“Los indicadores que van a poder observar los consumidores son, entre otros: ´alto en sodio´, ´alto en grasas saturadas´, ´alto en azúcares´ y advertencias como ´contiene cafeína´, ´evitar en niños´, ´contiene edulcorantes´. La recomendación general será consumir alimentos con la menor cantidad de sellos posibles, eso derivará en una tendencia a elegir alimentos más naturales, que se vuelva a las frutas y verduras”, notó.

Engaños y plazos

Neira advirtió que “hay muchísimos alimentos que se promocionan como saludables y no lo son”. Es el caso de los cereales de desayuno. “Muchos tienen frutas dibujadas. Siempre, los ingredientes se ordenan de mayor a menor, en relación a los que están presentes en mayor o menor cantidad. En los cereales por lo general, el primer ingrediente es harina (si dice sólo harina es harina blanca), el segundo azúcar, y luego sal, colorantes, saborizantes. Y nada de frutas como ilustra el packaging. Lo mismo sucede con las mermeladas, que por la cantidad de edulcorante que tienen llevan la advertencia que pueden generar diarrea. Los yogures contienen mucha azúcar, jarabe de maíz de alta fructuosa (que es otra forma de denominar al azúcar). Hay galletitas, barritas de cereal que terminarán llevando estos rótulos y van a sorprender”, observó.

Por otra parte, aunque el Congreso convirtió el debatido proyecto en ley la semana pasada, va a pasar medio año, a partir de su reglamentación, hasta que los productos de las góndolas del país empiecen a teñirse de los octógonos negros que adviertan sobre los alimentos menos saludables a la venta. Y la industria tendrá un plazo de dos años para terminar de adaptarse.

“Hay muchísimos alimentos que se promocionan como saludables y no lo son”.

LIC. VALENTINA NEIRA



spot_img

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!