LA RESIDENCIA “LETIZIA” ABRIÓ SUS PUERTAS PARA VINCULARSE A UN CIRCUITO SOLIDARIO

La Residencia Convivencial ‘Letizia’, de Nación 508, abrió sus puertas a mujeres y hombres mayores de 50 años. El padre Matías Pérez junto a un equipo de colaboradores llevan adelante esta obra. EL NORTE dialogó con el sacerdote, quien dio detalles de la iniciativa.

“La Residencia no es para personas en situación de calle, salvo en algún caso que evaluemos que sea necesario y que no pueda contener La Casita de Don Orione que para eso existe: para personas en situación de calle de cualquier edad. Es para mayores adultos que puedan abonar una cuota y que decidan vivir allí. De todos modos si hubiera un huésped mayor de 50 que necesitara cuidados específicos, paliativos, también lo recibiríamos. Es de residencia permanente, pero puede haber casos de personas que necesiten ir durante el día, por ejemplo con su acompañante terapéutico, y que vendrán a la residencia dos o tres veces por semana. Ya tenemos huéspedes que comenzaron a residir desde hoy”, precisó.

El nuevo espacio pertenece a la parroquia María Madre de la Iglesia y a la Asociación Civil ‘SOS Soy tu hermano’, que está conformada por miembros de la comunidad parroquial, dándole forma y estructura legal a los proyectos.

Los interesados en obtener más información, pueden acercarse entre las 8.00 y las 12.00 a Nación 508, o coordinar una entrevista al 336-4392105.

Red, atención y colaboraciones

“La atención que prestamos es integral, y la que requiere la habilitación municipal y provincial: atención personalizada de mucama, cocinera, personal de limpieza y servicio médico las 24 horas. Todo lo que requiere una institución de cuidado de personas adultas. En el proyecto institucional se consigna que Letizia puede ser un emprendimiento que nos ayude a sustentar La Casitas de Don Orione, de mujeres y niños y también de varones. De modo que en esta familia de casas, podamos sostenernos unos a otros. Así como también hay huéspedes de las distintas casas, que asisten a la Residencia para ayudarnos a sostenerla a través de trabajos de mantenimiento y limpieza, por ejemplo. Es como una interrelación entre las casas. Al ser también una actividad rentada la Residencia, la idea es a través de ella poder sustentar la misión que tiene la asociación civil y la comunidad parroquial, que es la ayuda al prójimo en sus distintas necesidades”, expresó.

La comunidad puede colaborar con tiempo de voluntariado recreativo, o con alimentos no perecederos y todo aquello que tenga que ver con el uso diario en una casa. Además la gente puede donar ropa, electrodomésticos que funcionen aunque sean viejos o vajilla discontinua, entre otras cosas. Pueden acercar las colaboraciones a la parroquia de Olleros 163, de lunes a viernes de 9.00 a 13.00. “Lo que no nos sirve para los Hogares, lo ofrecemos en una feria americana que nos ayuda a materializar fondos para poder sostener nuestras obras”, aclaró.