LA SELECCIÓN REGRESA AL PAÍS

Tras la gestión del embajador Daniel Scioli, el plantel, luego de 5 horas, logró abordar completo el vuelo charter en San Pablo destino a Ezeiza.

El duelo por Eliminatorias entre Brasil y Argentina en San Pablo se transformó en un escándalo. El partido comenzó y a los 6 minutos fue suspendido por el árbitro venezolano Jesús Valenzuela debido a que autoridades sanitarias ingresaron al campo de juego para evitar que Dibu Martínez, Cuti Romero, Giovani Lo Celso (más Emiliano Buendía, quien se quedó afuera del banco) disputaran el encuentro. Se trata de los futbolistas que militan en Inglaterra y que, en la previa del cotejo, habían sido acusados de incumplir el protocolo sanitario.

Tras varios momentos de zozobra en el hotel, las presencias de los jugadores habían sido confirmadas. A menos de tres horas para el inicio del duelo, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil (Anvisa) aconsejó una cuarentena obligatoria para los futbolistas del seleccionado argentino Emiliano Martínez, Giovani Lo Celso, Cristian Romero y Emiliano Buendía, procedentes del Reino Unido, y pidió que fueran impedidos de permanecer en el país por violar las normas migratorias relacionadas con la pandemia de coronavirus. Anvisa denunció que estos jugadores mintieron en la declaración jurada que firmaron al entrar a Brasil. provenientes de Caracas, omitiendo que hacía no menos de 14 días habían estado en Inglaterra.

Pero como estaban autorizados por FIFA y Conmebol, los futbolistas subieron al micro y se trasladaron al estadio. Transcurrieron los himnos, comenzó el cotejo, pero cerca de los bancos se podía observar un cúmulo de gente extraño, hablando con directivos e integrantes del campo de suplentes. Fue allí que ingresó una autoridad sanitaria, de remera negra y con una orden en el bolsillo trasero del pantalón, con la orden de llevar a aislamiento a los jugadores citados. Se interpusieron el Huevo Acuña y Scaloni, y la confusión reinó.

Foto: Twitter AFA

Ante el pedido de Anvisa, la delegación albiceleste optó por marcharse a los vestuarios. En el medio, se lo pudo ver a Messi conversando animadamente con Dani Alves, tal vez intentando entender qué sucedía. Luego, ya con la suspensión prácticamente consumada, hubo otro cónclave del que formaron parte la Pulga, Scaloni, Tite y otros jugadores. “Hace tres días que estamos acá, ¿estaban esperando que empezara el partido para venir?”, bramó el capitán, flamante refuerzo del PSG.

¿Qué puede suceder?

Si bien es un partido bajo el ámbito Conmebol, al ser Eliminatorias camino al Mundial de Qatar 2022, define la Comisión Disciplinaria de la FIFA. Por el contexto, Argentina corre con las de ganar, en una batalla que seguramente será de largo aliento y tendrá diferentes connotaciones políticas.

“Vengo para que se entere nuestro país lo que ha sucedido, no busco culpables, pero es muy triste. Si pasó o no pasó algo, no era el momento para hacerlo. Nos pone muy tristes, tenía que ser una fiesta para todos, un partido entre los mejores del mundo y termina en esto. No sabría qué palabra utilizar. Como entrenador tengo que defender a mis jugadores, entra gente diciendo que se los quieren llevar o deportar… El delegado de Conmebol nos dijo que nos fuéramos al vestuario y eso hice. Somos damnificados, los jugadores de Brasil querían jugar el partidos, nosotros también”, señaló Scaloni en la puerta del vestuario.

Pero lo que debía ser un clásico entre invictos, el primero luego de la final de la Copa América que Argentina le ganó a Brasil en el Maracaná, quedó manchado por una situación insólita, que deberá dilucidarse en los Tribunales de la FIFA. Recién tres horas después de la escandalosa suspensión, el plantel (completo) consiguió abandonar el Arena Corinthians. Y tras las gestiones del embajador Daniel Scioli, la Selección logró abordar (completa) el vuelo charter de regreso al país.

EL COMUNICADO DE LA CONMEBOL

Por decisión del árbitro del partido, el encuentro organizado por FIFA entre Brasil y Argentina por las Eliminatorias para la Copa del Mundo queda suspendido. El árbitro y el comisario del partido elevarán un informe a la Comisión Disciplinaria de la FIFA, la cual determinará los pasos a seguir. Estos procedimientos se ciñen estrictamente a las reglamentaciones vigentes. Las Eliminatorias para la Copa del Mundo es una competición de la FIFA. Todas las decisiones que atañen a su organización y desarrollo son potestad exclusiva de esa institución.


EL COMUNICADO DE LA CONFEDERACIÓN BRASILEÑA DE FÚTBOL

La Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) lamenta profundamente los hechos que terminaron provocando la suspensión del partido entre Brasil y Argentina, válido para los Clasificatorios de la Copa Mundial de la FIFA Qatar 2022.

CBF defiende la implementación de los protocolos de salud más rigurosos y los cumple en su totalidad. Sin embargo, enfatiza que quedó absolutamente sorprendida por el momento en que se produjo la acción de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria, con el partido ya iniciado, ya que Anvisa pudo haber ejercido su actividad de manera mucho más adecuada en los distintos momentos y días antes del partido.

La CBF también enfatiza que en ningún momento, a través del presidente interino, Ednaldo Rodrigues, o sus directores, se interfirió en cualquier punto relacionado con el protocolo sanitario establecido por las autoridades brasileñas para el ingreso de personas al país. El papel de la CBF fue siempre un intento de promover el entendimiento entre las entidades involucradas para que los protocolos sanitarios se cumplieran satisfactoriamente y se pudiera continuar el juego.
CBF reitera su decepción por los hechos y espera la decisión de CONMEBOL y FIFA sobre el partido.


EL COMUNICADO DE LA AFA

La Asociación del Fútbol Argentino expresa su profundo malestar por la suspensión del encuentro entre la Selección Argentina y la Selección de Brasil en San Pablo. Al igual que la CBF, la AFA se encuentra sorprendida por el accionar de Anvisa una vez iniciado el partido. Cabe señalar que la Delegación Albiceleste se encontraba en territorio brasileño desde el día 3 de septiembre a las 8 am cumpliendo con todos los protocolos sanitarios vigentes regulados por la Conmebol para el normal desarrollo de las Eliminatorias rumbo a Qatar 2022. Tras el informe de los oficiales de Conmebol y del árbitro del encuentro, los antecedentes serán remitidos al órgano competente de FIFA de conformidad con la reglamentación vigente. El fútbol no debe vivir esta clase de episodios que atentan contra el espíritu deportivo de una competencia tan importante.