31.8 C
San Nicolás de los Arroyos
martes, 7 diciembre, 2021

Edición N° 3889

LAS DEFINICIONES DE PAOLO ROCCA SOBRE EL EMPLEO Y EL “MÉRITO”, ANTE DOS MINISTROS



El empresario participó del relanzamiento del Departamento de Educación y Formación Profesional de la UIA junto a Daniel Funes de Rioja, presidente de la entidad industrial, y los ministros Claudio Moroni (Trabajo) y Jaime Perczyk (Educación).

Educación como valor. Consensos para resolver problemas. Mérito como virtud que debe ser reconocida. Eso fueron los conceptos clave que Paolo Rocca, CEO del Grupo Techint, enfatizó hoy en un acto compartido con Daniel Funes de Rioja, titular de la UIA, y los ministros Claudio Moroni (Trabajo) y Jaime Perczyk (Educación).



Fue en el relanzamiento del Departamento de Educación y Formación Profesional de la UIA, que se realizó en la escuela técnica Roberto Rocca, que la empresa inauguró en 2013, en Campana, luego de una inversión de US$30 millones.

“La educación transforma a los individuos y a la sociedad; es el principal motor de movilidad y progreso civil y social de una comunidad”, dijo el empresario en referencia a premisas que, según recordó, guiaron a su abuelo Agostino, quien emigró desde Italia a la Argentina y fundó el Grupo Techint.

“Otro eje es el mérito: la visión de que el mérito y el buen desempeño merecen ser reconocidos”, afirmó Rocca, en el auditorio de la escuela, que anualmente tiene alrededor de 60 graduados por año y en 2021 completará su tercera camada. “La solución de los problemas se hace más allá de la ideología”, enfatizó el empresario, quien afirmó además que “la educación técnica enseña el valor del trabajo en equipo y la comprensión del valor de la ciencia y la técnica”.



El encuentro fue organizado por la UIA, que eligió ese centro educativo gestionado por Tenaris para presentar la renovada iniciativa que propone combinar la formación profesional y la educación de jóvenes para generar oportunidades de ingreso al mercado laboral formal. En el encuentro también estuvo la ministra de Trabajo de la provincia de Buenos Aires, Mara Ruiz Malec, y el titular de la UOM, Antonio Caló.
“Estamos acá con empresarios que ven que esta es la fusión de la realidad a pesar de las dificultades. Esto se hace de forma tripartita y conjugando esfuerzos”, dijo Funes de Rioja, sobre las iniciativas de formación profesional y capacitación, que interpelan al sector público, el sector privado y el sindicalismo.

“Hay que trabajar entre todos e ir hacia una nueva cultura laboral, no de confrontación, sino de preparación e idoneidad para tener una Argentina competitiva”, afirmó el dirigente empresario, quien insistió en el concepto de “empleabilidad”.
“No venimos a hablar, sino a anunciar. Tenemos que hacer que nuestros jóvenes miren el desafío del futuro en nuestro país, con esperanza y la promesa de que sus méritos y su esfuerzo los van a llevar a un escenario de progreso. Ese es el camino al desarrollo inclusivo, con las pymes y las grandes empresas, buscando la inclusión social a través del empleo”, agregó el titular de la UIA.



Por su parte, el ministro de Trabajo se mostró entusiasmado por la recuperación del empleo. “En el peor momento de la pandemia tuvimos 700.000 trabajadores suspendidos. Al mes de septiembre de este año, que es el último dato que tenemos relevado, 630.000 ya volvieron a activos”, afirmó el funcionario, y destacó que los sectores más dinámicos fueron la industria, la construcción, los servicios a las empresas y la salud.

“En diciembre habremos recuperado la totalidad del empleo perdido durante la pandemia”, se entusiasmó el funcionario, quien agregó: “En la medida en que sigamos con un proyecto de desarrollo, vamos a lograrlo. La empleabilidad no funciona si no va unido a un proyecto de desarrollo. Si vamos a un proyecto de desaparición de industrias y empresas, hablamos en el vacío”.
“Me preocupo a veces cuando se vuelve a ideas que no anduvieron. Este año vamos a crecer un 9%”, proyectó.



Por último, se refirió a medidas como la prohibición de despidos y la doble indemnización, que el Gobierno sancionó por la pandemia y se extendieron, en principio, hasta el 31 de diciembre. “Le hicimos un beneficio a las empresas. Hablé con muchos empresarios y dicen que si hubieran cedido al impulso inicial de despedir, hubieran pagado las indemnizaciones y hoy estarían pagando o debiendo las indemnizaciones y ahora estarían tomando de nuevo a los mismos empleados”, afirmó Moroni.

Al mismo tiempo, no confirmó si las medidas efectivamente caducarán a fin de este año. “Veremos si se mantienen las circunstancias. Fueron medidas para un contexto extraordinario y si todo vuelve a la normalidad, volveremos a la normalidad. Si uno mira lo que pasa en Austria o Alemania… Nadie tiene respuestas. Pareciera que estamos mejor, pero prefiero no hacer profecías”, concluyó.



En tanto, el ministro de Educación, Jaime Perczyk, se refirió a los problemas formativos en la Argentina, y destacó que el Estado destinará este año $2500 millones a escuelas de oficios en las universidades nacionales. “Tenemos el desafío de cumplir con la ley de educación técnico profesional, y que haya recursos en escuelas técnicas y en los institutos superiores”, dijo el funcionario.

En ese punto, se refirió a su experiencia profesional (fue rector de la Universidad de Hurlingham y secretario de Políticas Universitarias) y reconoció que “la universidad históricamente ve al trabajo de costado”.



“Hoy, tenemos el desafío de recuperar a los chicos que quedaron afuera de la escuela en la pandemia, aunque sabemos que la escuela ya los venía dejando afuera. Si no resolvemos el problema de la escuela secundaria, se van a seguir yendo los chicos. Tenemos que trabajar con becas, escuelas de verano, buscando a los chicos casa por casa y creando una escuela alrededor de la formación profesional”, dijo el ministro.
Según planteó, la escuela técnica en la Argentina representa al 9% de los estudiantes, mientras que en el mundo es del 30%. “Necesitamos más oferta para esos chicos que se fueron de la escuela y a los que tienen que volver para terminar. Estamos pensando en una escuela de menos materias y más formación profesional, donde el foco no está tanto en las disciplinas, sino en la terminalidad, para tener formación profesional de nivel 1″, dijo. Clarín

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!