13.7 C
San Nicolás de los Arroyos
viernes, 5 noviembre, 2021

Edición N° 3858

LAS OPORTUNIDADES DE EXPORTACIÓN QUE LE ABRE EL HIDRÓGENO VERDE A LA ARGENTINA

La cumbre climática de Glasgow expuso las ventajas de este gas no solo como fuente de energía renovable sino también como generadora de divisas. Qué dicen los especialistas.



El hidrógeno verde no es una novedad como elemento químico que puede ayudar a combatir el calentamiento global y volverse una fuente generadora de energía renovable que alivie a nuestro planeta. Incluso, Bill Gates escribió un libro llamado How to avoid a climate disaster (“Cómo evitar un desastre climático”), en el que considera al hidrógeno como la mejor innovación de los últimos años para combatir el efecto invernadero.

El anuncio de la multimillonaria inversión de la empresa australiana Fortescue, del empresario Andrew Forrest, que prevé destinar unos u$s 8400 millones para la producción de hidrógeno dejó expuesto las posibilidades que le abre este insumo a la castigada economía argentina, tan necesitada de generar dólares.

Primero recordemos qué es el hidrógeno verde. Se trata del elemento químico más abundante en el universo. Las estrellas, como nuestro Sol, están formadas principalmente de este gas, que también puede tomar estado líquido.



El hidrógeno es muy poderoso: tiene tres veces más energía que la gasolina. Pero, a diferencia de esta, es una fuente de energía limpia, ya que solo libera agua (H2O), en forma de vapor, y no produce dióxido de carbono (CO2).

Sin embargo, también implica sus riesgos ya que es considerado peligroso por ser altamente inflamable, por lo que transportarlo y almacenarlo de manera segura es todo un desafío.

El ingeniero Alberto Piemonte sostiene que “el hidrógeno como fuente de energía, no es nuevo en la industria, hace décadas que se utiliza. Hoy día se entremezcla con las energías renovables, haciendo un combo superador”.



Hace algunos años se empezó a producir hidrógeno a partir de energías renovables como el sol y el viento, usando un proceso llamado electrólisis. El resultado es el llamado hidrógeno verde, que es 100 % sostenible, pero hasta ahora mucho más costoso de producir que el hidrógeno tradicional.

El hidrógeno como gas diatómico no existe libre en la naturaleza, por lo tanto, hay que producirlo a partir de aquellos compuestos que lo contienen. Existe formando parte de muchos compuestos, y uno de los más conocidos en la naturaleza es el agua (H2O). El agua se considera una fuente renovable, existiendo en los mares, ríos, etc.

Pero una las principales dificultades para producirlo está en la tecnología necesaria para su obtención. “Como dijimos, existen muchos proyectos en distintas etapas, pero su uso masivo aún está en desarrollo. El principalmente inconveniente reside en que para producir hidrógeno se necesita energía, y para que todo el circuito sea verde, esta debe provenir de una fuente renovable y limpia”, agrega Piemonte.



Superado este proceso, desde el sector empresario ven en el hidrógeno verde una gran oportunidad de ganancias para la Argentina. Marcos Pejacsevich, presidente de la Cámara Argentino Croata de Industria y Comercio, sostiene que  “las tecnologías verdes garantizan un desarrollo sustentable e inclusivo. Es una transición energética necesaria, representa una ventaja competitiva para Argentina en convertirse en productor de hidrógeno, no sólo para profundizar su transición energética sino también para generar divisas a través de la exportación”.

“La exportación del hidrógeno verde abre un sinfín de desafíos para el desarrollo de la economía argentina cuyo potencial ocupa una posición de liderazgo en una industria estratégica y emergente, cada vez más competitiva en el escenario mundial. Este país cuenta con capacidades distintivas, recursos naturales estratégicos, energías limpias que el mundo necesita, industrias, ciencia y tecnología, y economía del conocimiento”, concluyó Pejacsevich.

spot_img

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!