LAS RAZONES DE LA EXPLOSIÓN EN LA PLANTA DE TERNIUM

Pasadas las 6:30 del jueves último, se produjo una explosión en el Convertidor N° 1 de Acería de Planta General Savio en Ternium, tras el descabezamiento de una lanza y al derramar agua en el convertidor. El incidente no generó daños a las personas ni al medioambiente, pero sí a algunos equipos. El Ing. Martín Berardi dio los detalles del incidente.

De la Redacción de El Norte
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

En la madrugada del jueves se produjo una explosión en el Convertidor N° 1 de Acería de Planta General Savio, la cual pudo ser controlada gracias a que los trabajadores siguieron los protocolos estipulados para estas situaciones.

El Director Ejecutivo de la empresa, Martín Berardi, explicó en el programa «Pablo sin vueltas» (Radio City FM 88.7, de lunes a viernes a las 7:00) los motivos técnicos por los cuales se desencadenó la explosión y la densa cortina de humo.

“Lo que pasó el jueves fue que la lanza que se utiliza en el convertidor de oxígeno para hacer el acero se rompe en un zona donde estaba soldada con cobre, tiene metal y cobre, pero justo esa parte estaba soldada cobre con cobre que la hace un proveedor internacional. Cuando se rompe, cae dentro del horno una cantidad de agua importante”, comenzó Berardi.

“Este convertidor de oxígeno, que es un aparato que tiene forma de mate y que aproximadamente mide ocho metros de diámetro por una altura de diez metros, cuando opera recibe arrabio líquido y chatarra. El arrabio tiene 4% de dióxido de carbono y hay que sacarlo para convertirlo en acero y se hace inyectando oxígeno a través de una lanza altamente refrigerada a alta presión”, explicó Berardi.

Y agregó que “la lanza entra como si fuera una bombilla al mate por arriba, sopla durante un tiempo generando una reacción exotérmica y esa reacción es la que permite derretir la chatarra. Es un proceso que dura unos cuantos minutos”.   

“Lo más importante antes que todo es que no tuvimos que sufrir ninguna víctima ni ningún herido porque funcionó el protocolo de seguridad. Desde ya que luego de quedarnos tranquilos de que las vidas de los trabajadores no estaban en peligro, nos pusimos a investigar los motivos por los cuales sucedió esto y ya estamos trabajando para que no vuelva a pasar”, dijo Berardi.