12.8 C
San Nicolás de los Arroyos
miércoles, 22 mayo, 2024

Edición N° 4785

Leche de vacas con gripe aviar mata a más de una decena de gatos en EE.UU.

Si bien la transmisión del virus de vacas a gatos a través de leche cruda es nueva, la “susceptibilidad” de los felinos al H5N1 está “bien documentada a nivel mundial”, señala un reciente informe

Más de la mitad de los gatos domésticos que vivían alrededor de granjas lecheras de Texas y Kansas que han registrado casos de vacas con una variante de gripe aviar altamente patógena, murieron después de ser alimentados con leche de ejemplares infectados, aseguran los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de EE.UU.

En su informe, publicado este martes en la revista Emerging Infectious Diseases, la agencia señala que, a mediados de marzo, se observó por primera vez el caso de una vaca con una “enfermedad inespecífica”, acompañada de síntomas como pérdida del apetito y lactancia reducida. Pocos días después, cerca de una docena de gatos que habían consumido calostro crudo (no pasteurizado) y leche de esa y otras vacas comenzaron a comportarse de forma inusual.

Los animales parecían mentalmente deprimidos, con signos de rigidez corporal y falta de coordinación, e iban caminando incesantemente en círculos. Además, perdieron la vista y tenían abundantes secreciones en la nariz y los ojos. “Los gatos se hallaron muertos sin signos aparentes de lesiones. Pertenecían a una población residente de aproximadamente 24 gatos domésticos que los alimentaron con leche de vacas enfermas”, precisaron los científicos.



Un análisis ‘post mortem’ de las muestras de tejido de dos gatos que murieron dio positivo del virus de la influenza A. Luego, el Laboratorio Nacional de Servicios Veterinarios del Departamento de Agricultura de EE.UU. confirmó que se trataba de la cepa altamente patógena de gripe aviar H5N1. Muestras de leche, suero y tejido fresco de ganado ubicado en las lecherías afectadas en Texas y Kansas arrojaron el mismo resultado. De este modo, el 25 de marzo, las autoridades sanitarias informaron del primer caso confirmado de gripe aviar en vacas.

Los patólogos asumen que la “ruta probable de exposición” al virus de los gatos descritos fueron las vacas infectadas, debido a la “gran cantidad de ácido nucleico del virus dentro de su leche”, pero no descartan completamente que fuese la exposición y el consumo de aves silvestres muertas.

error: ¡Contenido protegido!