LEGISLATIVA, PRIMARIA Y EN PANDEMIA: LOS TRES ASPECTOS DE ESTA ELECCIÓN QUE PODRÍAN PROVOCAR UN ALTO AUSENTISMO

La elección del domingo 12 de septiembre abre un gran interrogante respecto a cuál será el grado de participación. En un año de pandemia, las experiencias previas en las provincias de Misiones, Jujuy, Salta y Catamarca mostraron niveles de ausentismo de entre el 30 y el 40 por ciento. En el caso de las PASO, un agregado tiene que ver con el desinterés histórico en torno a elecciones primarias y para cubrir cargos legislativos.

De la redacción de EL NORTE
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

A falta de ocho días para las elecciones primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO), tanto en el país como en provincia de Buenos Aires, uno de los grandes interrogantes que plantea la cita electoral es el que tiene que ver con el grado de participación: es decir, con el número de electores que efectivamente van a ir el domingo 12 a emitir su voto. Los factores que podrían atentar contra ese número no son pocos: el primero, el temor –muchas veces fundado– que todavía genera la pandemia de coronavirus; el segundo, el histórico desinterés por los turnos electorales legislativos; el tercero, la también históricamente menor participación registrada en la ronda primaria respecto de las generales.

En cuanto al primero de los factores, el ausentismo producto de los cuidados esenciales contra el coronavirus (e incluso de los aislamientos sanitarios exigidos a electores) ha quedado cabalmente demostrado en las elecciones que cuatro provincias celebraron hasta el momento en este 2021, donde la participación osciló entre el 60% y el 70%.

Misiones, Jujuy, Salta y Corrientes ya eligieron representantes locales y, en los cuatro casos, bajó la participación de votantes con respecto a comicios provinciales anteriores. La caída fue de entre 8 y 19 puntos porcentuales. La incógnita es si esta disminución tendrá su correlato en las PASO, que son elecciones nacionales.

Antecedentes inmediatos

El 6 de junio último, en Misiones, la participación fue del 59,53% del padrón, 19 puntos menos que la registrada en los comicios provinciales de 2019 y la obtenida en 2017. Es decir que, en las últimas dos elecciones, en esa provincia del noreste fueron a votar 8 de cada 10 ciudadanos y en 2021, tan solo 6.

Tres semanas más tarde, el 27 de junio, en las provinciales de Jujuy, la participación electoral fue del 70,68%, lo que significó una caída de 8 y 10 puntos porcentuales, respectivamente, en relación con las elecciones de gobernador y diputados provinciales de 2019 (78,69%) y las legislativas provinciales de 2017 (80,75%).

En las elecciones provinciales de Salta, realizadas el 15 de agosto último, la participación fue del 60,21%, según consta en la página web del Tribunal Electoral provincial. Significó una caída de 11 y de 14,7 puntos porcentuales, respecto del 71,39% y del 74,92% registrados en las elecciones locales de 2019 y 2017.

Las últimas elecciones provinciales celebradas involucraron a los habitantes de la provincia de Corrientes, el 29 de agosto pasado. Ese día concurrió a las urnas el 66,10% del padrón correntino.

PASO legislativa

Cierto es que cada semana mejora sensiblemente la situación epidemiológica en prácticamente todo el país. También en San Nicolás, por lo que cabría imaginar –acaso– un menor impacto del factor pandémico.

Pero restará saber cómo impactarán otras circunstancias que históricamente redujeron la participación de los electores nicoleños: se trata de una elección primaria y de un turno electoral exclusivamente legislativo.

Los datos de las más recientes elecciones locales muestran que hay menos participación en las PASO que en las generales, como así también en las elecciones para designar cargos legislativos respecto de las que ponen en juego responsabilidades ejecutivas.

En las primarias de 2013 –legislativas, como estas que son inminentes– la participación del electorado nicoleño fue del 79%, mientras que en las generales de ese año casi el 82% de los electores emitieron su voto.

Similar fue el escenario en las primarias legislativas de 2017: se logró en esa ronda una participación del 78,29% y en las generales, casi del 80%.

En cuanto a la efectiva participación en elecciones generales para la designación de cargos ejecutivos –presidente, gobernador e intendente–, las mesas del distrito alcanzaron una participación del 83,66% en 2011; 83,19% en 2015; y también 83,19% en 2019.